​Maduro amenaza con detener a comerciantes que no respeten los precios fijados para alimentos

|


Maduro (Wikipedia)

Nicolás Maduro, presidente de Venezuela. Fuente: Wikipedia


El Gobierno venezolano ha fijado este miércoles los precios de 25 alimentos básicos, que mantienen el control vigente desde hace 15 años, en momentos en que trata de contener una persistente hiperinflación y levantar una economía que lleva cinco años en recesión.


Nicolás Maduro ha autorizado una reconversión monetaria que ha sacado cinco ceros al bolívar y ha devaluado la moneda un 96%, ha establecido un salario mínimo 60 veces más alto y ha incrementado los impuestos en los últimos días.


Según el presidente de Venezuela, estas acciones tienen como finalidad "recuperar" la economía, pero la oposición, economistas y empresarios tienen dudas de su eficacia y temen que empeore la crisis al aumentar la carga sobre las casi paralizadas empresas y comercios.


Ahora, el Gobierno ha publicado la lista con los precios de 25 alimentos y en la que dice que 30 huevos deben costar 81’50 bolívares soberanos (1’3 dólares), a pesar de que este martes los mercados se vendían por 120 bolívares (2 dólares). El precio del kilo de café se ha fijado en 60 bolívares (1 dólar), lo que se compara con los 500 bolívares de lo que se vende en los mercados.


Maduro ha amenazado con prisión los comerciantes que no vendan en los nuevos precios los alimentos bajo la regulación, en un país donde el Fondo Monetario Internacional (FMI) calcula que la inflación llegará a un millón por ciento a finales de año. Desde hace 15 años el Gobierno tiene un control de precios que obliga a las industrias a fabricar artículos por debajo de sus costes de producción, lo que en parte ha generado escasez de bienes.


Como en otras ocasiones, esta semana el Gobierno ha intensificado las fiscalizaciones a farmacias y supermercados. En una tienda de una cadena de alimentos de Caracas detuvieron a dos gerentes por "acaparamiento y especulación", informó el ministro de Relaciones Interiores, Néstor Reverol, en su cuenta de Twitter.


Maduro ha aprobado la detención de los trabajadores del supermercado tras acusarles de acaparar carne en sus depósitos cuando exhibían neveras vacías y dijo que ha iniciado "un contraataque" contra la especulación


El Ministerio Público, además, ha nombrado 68 fiscales para atender denuncias de subidas de precios, según ha anunciado este miércoles el fiscal general, Tarek Saab. "Están trabajando atentos a quien vulnere y cometa delitos económicos", añadió.


   ​La Justicia venezolana en el exilio condena a Maduro por corrupción a años de cárcel