El lazo amarillo arrancado por españolistas vuelve a la sede del distrito de Sant Andreu (Barcelona)

|


Lazo amarillo Sant Andreu

Retirada del lazo amarillo del balcón de la sede del distrito de Sant Andreu. Fuente: Twitter CUP Sant Andreu


El distrito barcelonés de Sant Andreu volverá a colocar en su sede el lazo amarillo por los presos independentistas, que fue arrancado este lunes por dos hombres, que se subieron uno encima del otro para que uno se colgara de la pancarta hasta conseguir retirarla del balcón.


Fuentes municipales del Ajuntament de Barcelona han resaltado que se ha pedido su restitución y que se está produciendo la pancarta, y han recordado que la Junta de Portavoces acordó colgar el lazo, por lo que "hay un acuerdo de distrito que lo legitima". "Rechazamos la usurpación por la fuerza de símbolos debidamente reglados en dependencias municipales", han remarcado las mismas fuentes.


La CUP Capgirem alertó de esta acción de un "grupo de incontrolados" que representa un ataque a la libertad de expresión y un asalto a un edificio público que muestra el crecimiento de la impunidad de estos grupos alimentados por el unionismo más recalcitrante, según la agrupación del partido en Sant Andreu. 



Asimismo los cupaires han asegurado en Twitter que su consejero del distrito Ivan Altamira "ha sido amenazado de muerte", y el mismo ha afirmado que dos hombres le dijeron que, si volvía a colgar el lazo, le colgarían a él. 



Por ello han exigido al Govern de Torra la apertura de una "investigación y denuncia pública de este hecho", así como revisar la cámara de seguridad para aclarar este nuevo "ataque fascista". 



   Societat Civil Catalana acusa a Torra de utilizar a los Mossos contra los que quitan lazos amarillos