Leo Messi se convierte en el jugador más laureado de la historia del Barça

Dembélé y Ter Stegen valen una Supercopa de España
|

  • Messi premios
Leo Messi, el jugador con más títulos como culé. Fuente: FCB


El delantero del FC Barcelona, Leo Messi, alzó este domingo el título 33 de su carrera con el cuadro culé, gracias a la Supercopa de España conquistada (1-2) en la final celebrada en Tánger ante el Sevilla, convirtiéndose en el futbolista con más títulos en la historia del club azulgrana.


El argentino se estrenó como capitán del primer equipo y se encargó de recoger el trofeo, la 13ª Supercopa del Barcelona, con el que desempató con Andrés Iniesta como el jugador más laureado del Barça. El primer título en juego de la temporada elevó al '10' por los 32 con los que se quedó un Iniesta que se marchó este curso a Japón.


La estrella azulgrana acumula 9 Ligas, 4 Champions, 6 Copas del Rey, 8 Supercopas de España, 3 Supercopas de Europa y 3 Mundiales de clubs. Tanto Messi como Iniesta habían superado a otro mito del Barça como Xavi, que tenía el récord con 25 títulos, batido también por Piqué y Sergio Busquets, que suman 28.


"No sé qué se debe de sentir. Yo no creo que llegue nunca a 33, me parecen muchos. Si alguien puede llegar a una cifra de ese tipo es Messi, pero que no se quede ahí ese número, que siga aumentando", afirmó en rueda de prensa Ernesto Valverde.


Dembélé y Ter Stegen valen una Supercopa


El FC Barcelona se proclamó campeón de la Supercopa de España gracias a un gol de Dembélé en el minuto 78 y a que el guardameta culé Ter Stegen detuvo un penalti en el 91.


El zapatazo del campeón del mundo con Francia culminó la remontada de un Barça que rondaba la meta de un inspirado Vaclik tras el descanso. Al portero del Sevilla se le acumuló el trabajo, mientras los de Pablo Machín buscaban sus opciones a la contra. Y la tuvieron, al menos de prórroga, con un penalti que paró el portero del Barça a Ben Yedder ya en el descuento.



El cuadro andaluz comenzó mejor la final, gracias al gol de Pablo Sarabia a los 10 minutos. Sin embargo, los de Ernesto Valverde cambiaron el color a la final poco a poco y más de golpe cuando Gerard Piqué hizo el 1-1 tras una falta al palo de Leo Messi. La segunda parte fue azulgrana, Dembélé decidió el título y Ter Stegen lo confirmó para comenzar el curso con buen pie.



   Reclamación del Sevilla por alineación indebida si el Barça juega con más de tres extracomunitarios