Tres casos de avispas asiáticas detectados en el Área Metropolitana de Barcelona

EL AMB afirma que no hay constancia de 'vespa velutina' en los parques metropolitanos
|


Avispa asiu00e1tica y autu00f3ctona

Avispa asiática y avispa autóctona. Fuente: AMB


El Área Metropolitana de Barcelona (AMB) ha informado este viernes en un comunicado que se han notificado tres puntos de la metrópolis con presencia de avispa asiática, pero no hay constancia de esta especie invasora en la red de parques metropolitanos de Barcelona


El primer avistamiento fue el 5 de julio, cuando el cuerpo de Agentes Rurales localizó un nido en construcción en el interior de un contenedor de Vallirana (Barcelona), el segundo el 13 de julio, en un jardín interior de la sede de la Universitat de Barcelona (UB) en la plaza Universitat, y el más reciente el 6 de agosto, en un piso cercano al parque Can Solei-Ca l'Arnús de Badalona.


El año pasado se registraron un total de 370 nidos en Catalunya, cifra que supone un aumento del 68% respecto a 2016, por lo que este año la Generalitat ha elaborado una campaña dirigida a la ciudadanía para establecer mecanismos de control más exhaustivos y sensibilizar sobre este problema, que provoca graves efectos sobre los ecosistemas.


De este modo, cualquier persona puede emitir información a través del teléfono 112 o efectuando un tuit en el perfil @agentsruralscat cuando notifique la existencia de un espécimen o nido. Por otra parte el equipo técnico del AMB ha dado información a los operarios de parques y playas para que puedan diferenciar y detectar la presencia de la vespa velutina y avisar para que se proceda a la retirada del nido. 


Cabe recordar que pese a que su picadura es más dolorosa que la avispa autóctona, no es peligrosa para las personas no alérgicas. Las principales diferencias entre esta especie y la autóctona son: el color, siendo la primera castaño oscuro con el tórax castaño y amarillo anaranjado; la longitud de la avispa obrera, que mide unos 3cm en el caso de la variante asiática; y el color de las patas, siendo las dela avispa autóctonade color marrón y las de la asiática amarillas. 


   ​Primer nido de avispa asiática en Barcelona ciudad