El Real Madrid aprovecha el momento dulce de Asensio y Bale en la pretemporada

|


Bale y Asensio (REal Madrid)

Asensio y Bale, protagonistas del partido ante la Roma. Fuente: Real Madrid


El Real Madrid ha conseguido su segunda victoria de la pretemporada frente a la Roma (2-1) en un encuentro donde volvieron a dejar buenas sensaciones, con Marco Asensio y Gareth Bale de nuevo goleadores y protagonistas, y en un partido que sirvió para que Julen Lopetegui probara al once que, salvo pequeñas variaciones, sea el mismo que busque alzarse con el primer trofeo de la temporada, la Supercopa de Europa ante el Atlético de Madrid.


El capitán Sergio Ramos era la gran novedad, disputando sus primeros minutos de la gira. Junto a él, una línea defensiva española conformada por Carvajal, que parece haberle ganado la partida a Odriozola, un Nacho Fernández que aprovechará la falta de rodaje de Varane de cara a la cita en Tallín, y un Reguilón que, pese a la fantástica pretemporada que lleva, acabará cediendo su hueco al brasileño Marcelo.


La otra posible modificación pensando en ese duelo frente a los colchoneros estará en el medio del campo, con Casemiro y Modric trabajando en Valdebebas, y con un Dani Ceballos que será seguramente el sacrificado. Donde no habrá dudas será en el tridente ofensivo, conformado por Benzema y los goleadores Bale y Asensio, ambos líderes en las victorias frente a la Juventus y la Roma y que asumen galones ante la ausencia de Cristiano Ronaldo.


La intensidad inicial del equipo blanco sorprendió a los romanos y permitió ver los primeros dos goles en apenas 15 minutos. El primero de ellos llegó tras un perfecto desplazamiento con el exterior de Bale aprovechado por Asensio, y el segundo obra del galés tras una internada desde la banda derecha.


El Real Madrid seguiría dominando y acumulando ocasiones, con un disparo lejano de Benzema atajado por Olsen y una clara ocasión para el doblete de Asensio, con el guardameta ya superado, y detenido por el defensa Fazio. Por parte de los romanos, el principal peligro llegaba en las bandas y en desajustes defensivos, donde Edin Dzeko estuvo a punto de recortar distancias aunque detuvo Keylor Navas.


Tras el descanso, el Madrid seguiría con el control de balón pese a los 6 cambios que realizó en el descanso y a pocos minutos de arrancar la segunda parte. La salida del tridente ofensivo al completo y de Isco y Kroos, permitió a Dani Ceballos obtener un enorme protagonismo, siendo el creador de las principales jugadas de peligro e incluso siendo finalizador. También fue una buena oportunidad para seguir comprobando la evolución de Vinícius Junior, quien jugó en una posición más centrada y cerca estuvo de anotar el segundo gol en su casillero.


En el minuto 83, la Roma conseguía reducir distancias después de una jugada envenenada desde la izquierda que superó a toda la línea defensiva y acabó dejando solo a Strootman. Así terminaría un encuentro que, en los instantes finales, tuvo a un Madrid más formado defensivamente, y a un conjunto italiano sin demasiada iniciativa por buscar el empate.


Esta segunda victoria permite disipar las dudas hacia una plantilla mermada por las bajas, que tendrá el próximo sábado ante el Milán (21.00 horas) su última prueba antes de la Supercopa de Europa. Por su parte, la Roma se despidió de la International Champions Cup con solo una victoria, y ya solo piensa en su debut el próximo 19 de agosto en la Serie A.


   Asensio y Vinicius, pareja explosiva que revoluciona al Real Madrid