Una compañera de Casado admite que se sacó el máster sin hacer casi nada

|


Campus de Mu00f3stoles de la URJC

Campus de Móstoles de la URJC. Fuente:URJC


María Dolores Cancio, una de las alumnas investigadas que hizo el mismo máster que cursó Pablo Casado, ha reconocido este jueves ante la titular del Juzgado de Instrucción nº51 de Madrid que obtuvo el título sin hacer trabajos ni ir a clase, han informado fuentes jurídicas.


Así lo ha revelado tras su comparecencia en la ronda de declaraciones sobre el máster de Derecho Autonómico en la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) que había señalado la magistrada Carmen Rodríguez Medel.


En su exposición la exalumna ha indicado que estuvo vinculada al Instituto de Derecho Público hasta 2014 y que realizaba trabajos administrativos, gestionaba becas y se encargaba de solicitar subvenciones para este organismo.


También ha relatado que el catedrático y director del IDP, Enrique Álvarez Conde, fue el que le animó a realizar el máster durante el curso 2008-2009, dado que ello le permitiría luego poder realizar un doctorado de cara a futura docencia. Precisamente Cancio ha colaborado en varias publicaciones junto al catedrático.


El docente, también investigado, fue el que le dio indicaciones de cómo convalidar las asignaturas (unos 40 créditos), le transmitió que, en su caso, no hacía falta presentar trabajos para obtener las califaciones y que no se preocupara de ningún aspecto. Por tanto, obtuvo el título sin "apenas hacer nada", según las fuentes consultadas.


"Podía ser el mejor de los amigos o el peor de los enemigos"


Además, Cancio ha asegurado que Álvarez Conde, con el que tenía una relación cordial propia de una "trabajadora con su superior", era la persona que "mandaba" sobre todos los aspectos en el Instituto de Derecho Público. "Podía ser el mejor de los amigos pero también el peor de los enemigos", ha espetado durante su declaración.


También han declarado esta tarde junto a Cancio las otras dos alumnas investigadas: María Mateo Feito, la hija de la exasesora de la consejería de Educación de Madrid, María Teresa Feito, y también investigada en el caso, y Mas Taberner, que era subsecretaria de la consellería de Educación de la Generalitat durante la etapa de Francisco Camps.


En su caso, ambas han asegurado ante la juez que realizaron los trabajos para obtener sus calificaciones pero no han aportado ante la juez ningún documento acreditativo de ello, como correos electrónicos o archivos informáticos.


Mateo Feito ha explicado que, en su caso, el director del máster y su madre tenían una relación de amistad y que fue también éste quien le recomendó matricularse. Además, ha asegurado que sí asistió a clase y que tenía relación con el catedrático para consultas sobre sus estudios. Mientras, Mas Taberner ha detallado que ella se matriculó cuando estaba en Valencia y que un motivo fundamental para hacerlo es que no hacía falta asistir a las clases de cara a obtener luego el título.


A su vez, han comparecido otros dos alumnos en calidad de testigos. Uno de ellos ha comentado que realizó todo "perfectamente" y que asistía a las clases con regularidad. Otra estudiante ha relatado que en su caso no hizo Trabajo de Fin de Máster (TFM) y que no se lo exigieron.


   Una profesora de Casado sufre 'amnesia' y no recuerda nada del máster del presidente del PP