​Activistas de los CDR asaltan la sede de ERC y Tardà carga contra ellos

Los Comités de Defensa de la República se revuelven contra los suyos
|


Carteles CDR sede ERC

Acción de los CDR contra la sede de ERC. Fuente: Twitter CDR Catalunya


Nuevo ataque a un partido político en Catalunya por parte del independentismo, pero esta vez la víctima ha sido uno de los suyos. Los CDR se revuelven contra sus formaciones y han atacado este jueves la sede nacional de Esquerra Republicana. Escrache a los republicanos por parte de un grupo de activistas soberanistas en plena resaca por la Comisión Bilateral Estado-Generalitat.


Miembros de los Comités de Defensa de la República han asaltado el local de ERC en Barcelona para protestar contra el partido al considerar que no está haciendo lo suficiente para avanzar hacia la independencia. Los manifestantes se han plantado en la puerta principal y han hecho una pintada en una de las paredes: ‘Desobedeced o dimitid’. Además han colgado carteles con el lema ‘El pueblo manda y el Govern obedece’.


Fuentes conocedoras han revelado que posteriormente un dirigente del partido ha salido para hablar con ellos y que también ha acudido al lugar una patrulla de los Mossos. Los activistas han terminado yéndose del lugar sin causar daños mayores. En su cuenta de Twitter, los CDR han reivindicado la acción y han añadido: “Decidamos nuestro futuro. Decidamos que nada nos frena. Queremos ser República. ¡Queremos ser libres y no permitiremos ningún paso atrás!”.


No ha sido la única acción de los Comités en Catalunya. Los independentistas han empapelado también las sedes del PDeCAT, la CUP y ERC en Tarragona para recordarles el mandato del 1-O y que deben avanzar en la construcción de la república catalana. Asimismo este jueves por la tarde han convocado una concentración en la confluencia de Casp con Marina para protestar contra el Govern de Quim Torra.



Acciones así hacen “más pequeño” al independentismo


ERC y el portavoz del partido en el Congreso, Joan Tardà, ha criticado la acción apuntando que “conviene que algunos espacios hagan un reflexión, porque el adversario es otro”. El republicano ha denunciado que han asaltado su sede "en nombre de la independencia" acusándoles de traidores y ha querido dejar claro a estos miembros del CDR:"No desfalleceremos, continuaremos adelante, y no caeremos en ninguna provocación. ¡Venga de donde venga!". 



En un comunicado tras la protesta la formación ha condenado estos hechos y ha alertado que este tipo de actuaciones no suman, sino al contrario: “Son hechos que rechazamos de pleno, que no suman, y que hacen cada día más pequeño” al independentismo. ERC ha señalado que respeta las "posiciones políticas" pero no comparte "según qué formas de manifestarlo y menos contra trabajadores". 


En el mismo escrito ha defendido que son un partido con 87 años de historia reclamando la independencia. En este punto ha reivindicado que hasta hace bien poco estaban en la lucha soberanista y ha advertido de que “no acepta lecciones en este sentido”. Además ha recordado que este jueves hace precisamente 9 meses que Oriol Junqueras está en la cárcely más de 4 desde que Marta Rovira se fue a Suiza por defender "los ideales republicanos". 


“Lo que toca hoy más que nunca es la unidad de acción para conseguir los objetivos comunes y no los enfrentamientos entre independentistas”, concluye ERC, que en el mes de mayo impulsó en el Parlament junto a JxCat y la CUP una resolución en defensa de los CDR, colectivo que ahora se revuelve contra los suyos. El apoyo a estos activistas podría pasarles ahora factura.



Protestas más suaves de los CDR contra la CUP y PDeCAT


Por la tarde unos 200 miembros de los CDR se han concentrado ante la sede de la CUP y luego han trasladado la protesta ante la sede del PDeCAT. En estos locales los activistas soberanistas han sido más suaves, sobre todo en el caso de los cupaires.


A los anticapitalistas les han pedido derrocar al Govern de Torra y a los demócratas les han exigido “desobediencia o dimisión”. “Dad la cara”, han gritado los manifestantes, que han avisado a la formación que lidera David Bonvehí que se las ha acabado la paciencia y que quieren que se declare la independencia.



A diferencia de en la sede de la CUP, en la del PDeCAT dos furgonetas de los Mossos han evitado que los CDR llegaran hasta la puerta y colgaran pancartas y pegatinas a favor de la república. De esta forma el único de los tres que ha sufrido el ataque ha sido ERC, en cuyo local han realizado una pintada y empapelado la puerta principal. 


   Los CDR presionan con post-its a los partidos independentistas