​Optimismo en el Gobierno y decepción en el Govern de Torra tras la fracasada Comisión Bilateral

El Govern de Torra mantiene su amenaza: referéndum, Puigdemont y unilaleralidad
|


Comisiu00f3n Bilateral (Twitter Govern)

Comisión Bilateral Estado-Generalitat. Fuente: Twitter Govern


La Comisión Bilateral Estado-Generalitat ha resultado un fracaso, teniendo en cuenta que el Gobierno de Pedro Sánchez y el Govern de Quim Torra no se ponen de acuerdo, ni siquiera, para valorar el encuentro. Decepción independentista y optimismo socialista el día de la resaca.


Por un lado el Gobierno se ha mostrado satisfecho por el encuentro y defiende que ha habido un avance claro, un diálogo en marcha y unas comisiones en las cuales trabajará a fondo para conseguir la normalización democrática de Catalunya. Del otro, la Generalitat entiende que ha sido “decepcionante” y desmiente que exista un plan Sánchez para la comunidad catalana.


El Ejecutivo, en palabras del secretario de Estado de Política Territorial Ignacio Sánchez Amor a la Cadena SER, ha celebrado la vuelta al “diálogo” después de 7 años de sequía y ha valorado como un “paso adelante” que ambas administraciones se sienten en una mesa con “normalidad”.


Mientras que el presidente Pedro Sánchez resumido que el encuentro supone la “recuperación de la normalidad institucional y el diálogo democrático”, y apunta que ha comenzado el “camino” para hacer realidad el “proyecto para Catalunya en España”.


En cambio, esta positividad e importancia no es compartida por el Govern. Quim Torra, a las 14.00 horas de este jueves no se ha pronunciado aún sobre la comisión bilateral, y su número tres, Elsa Artadi, ha calificado la reunión de “decepcionante”. La consellera de Presidencia ha dicho que solo ha habido un punto positivo: “se pudo hablar de todo con franqueza”. El resto, decepción.


En Catalunya Ràdio, ha acusado al Ejecutivo central de no llevar los deberes hechos y de limitarse a “recepcionar” pero sin posicionarse. “Nosotros llevábamos los temas trabajados y estábamos dispuestos a discutir alguno de ellos en la reunión, y ellos se limitaron a tomar nota y a emplazarnos a septiembre. No traían el trabajo hecho”, ha criticado la juntera, que además ha negado que la ministra de Política Territorial pusiera sobre la mesa un ‘plan Sánchez’ para Catalunya: “Esto solo lo dijo en la rueda de prensa, no en la reunión”.


Los presos y autodeterminación, monólogo Estado-Generalitat


Primera toma de contacto entre unos y otros sin acuerdos materiales. Tres horas y media de conversación en la que no han cedido a las principales reclamaciones del interlocutor y han intercambiado sus respectivos monólogos sobre la situación de los presos independentistas, el derecho de autodeterminación o la presencia de la Generalitat en organismos autonómicos.


Sánchez Amor ha afirmado que la reunión no supuso ninguna cesión del Ejecutivo español a los independentistas y argumentado que eso lo demuestran las declaraciones posteriores a la Comisión Bilateral por parte del conseller de Acción Exterior, Ernest Maragall, que afeó que los de Sánchez insistan en rechazar el referéndum.


“Hay una posición del Gobierno ya conocida y no va a entrar a hablar de nada que tenga que ver con la autodeterminación ni con decisiones judiciales”, ha resumido el socialista, que ha admitido que los soberanistas no pidieron directamente al gabinete que dé instrucciones a la Fiscalía sobre los presos, pero “sí dijeron que el Gobierno debería revisar su política porque entendían que se trataba de una política generalizada”. En este punto ha insistido en que la respuesta de su equipo ha sido la independencia judicial.


Por su parte, Artadi ha criticado que el PSOE haya mantenido la posición del Gobierno del PP al negarse a crear una mesa de trabajo para hablar del referéndum y ha criticado la frialdad de Batet sobre la situación de los encarcelados del Procés. En este sentido ha reiterado el chantaje al Ejecutivo en relación al apoyo del PDeCAT en el Congreso si no cede a sus pretensiones: “No hay nada que justifique dar apoyo a Pedro Sánchez, como no lo había en dárselo a Mariano Rajoy”. “Si el comportamiento del PSOE es el mismo que el del PP, no hay ningún motivo para darles apoyo”.


Para concluir, la consellera ha insistido en la amenaza del Procés: “Convocar un referéndum podría ser un objetivo del gobierno catalán. No descartamos la vía unilateral”. A lo que ha añadido un nuevo órdago al Tribunal Supremo en relación a la situación del huido Carles Puigdemont: “No suspenderemos al presidente Puigdemont. Por ahí no pasaremos”.


Estas últimas palabras de Artadi terminan por lapidar el éxito de la Comisión Bilateral, a pesar de que se haya abierto el diálogo y se hayan alcanzado vías para futuros acuerdos sobre asuntos de especial urgencia para la Generalitat, como aflojar el déficit público o la retirada de los recursos sobre leyes sociales catalanas ante el Tribunal Constitucional. 


Las líneas rojas se mantienen vigentes y en lo único en lo que han coincidido en sus declaraciones públicas es en lo que no están de acuerdo. Se prevé un caluroso otoño catalán.


   El Govern de Torra desmiente al Gobierno de Sánchez tras la Comisión Bilateral