Eliminada la cuenta de Twitter que publicó la ubicación de Llarena y que ‘retuiteó’ Puigdemont

|


Pablo Llarena

Pablo Llarena, juez del Procés, Fuente: Europa Press


La cuenta de Twitter de ‘Anonymous Catalonia’ (@anoncatalonia), que publicó la ubicación del juez Llarena durante una cena privada y que retuiteó Carles Puigdemont, ya no existe. El perfil ha sido eliminado de la red del pajarito después del escrache contra el magistrado que instruye la causa del Procés.


‘Anonymous Catalonia’ ha desaparecido de la red social tras el incidente vivido en Palafrugell (Girona) con el instructor del proceso independentista. La cuenta anteriormente citada hizo público que Pablo Llarena se encontraba cenando en el asador Can Cou-Cou de Mont-ras y el expresidente de la Generalitat compartió esta información.


Retuit Puigdemont


La respuesta de independentistas de la zona fue presentarse en la zona como colofón a la velada del juez del Procés. Alrededor de una docena de personas se situaban en la salida del restaurante para increpar al magistrado. Abucheos y gritos del estilo ‘las calles serán siempre nuestras’ o ‘bienvenido al Empordà’, mientras Llarena salía escoltado del local. Momentos de tensión que finalmente no llegaron a más.




Asimismo en el comentario de ‘Anonymous Catalonia’ del que se hizo eco el exlíder del Govern de Catalunya también se decía que entre la veintena de personas que acompañaban al instructor en esta cena privada estaba el exministro de Interior y supuesto cabecilla de la ‘Operación Cataluña’, Jorge Fernández Díaz. Sin embargo, se equivocaron de hermano, ya que se trataba del presidente del grupo municipal del PP en el Ajuntament de Barcelona, Alberto Fernández Díaz.


Por su parte los abogados de Puigdemont, Jaume Alonso Cuevillas y Gonzalo Boye, rechazaban el domingo esta acción de los soberanistas. Cuevillas apuntaba que aunque él le haya criticado con contundencia, no se le puede increpar a la salida de un acto privado, mientras que Boye decía: “Discrepar del juez Llarena es algo que hemos hecho y seguiremos haciendo, pero nuestro debate es exclusivamente jurídico y así debe seguir siéndolo”. Estas declaraciones chocan con la difusión por parte de su cliente del lugar en el que se encontraba el magistrado.



   ​Llarena apoya que la secretaria judicial sea testigo protegido por temor a sufrir acoso: “Yo también lo sufro”