Bonvehí y Nogueras se hacen con el poder ejecutivo del PDeCAT y liquidan el cargo de coordinador general

Bonvehí reserva para Nogueras un "rol importante" dentro del grupo del PDeCAT en el Congreso
|


Bonvehu00ed y NOgueras

David Bonvehí y Míriam Nogueras (PDeCAT). Fuente: Europa Press


Míriam Nogueras, que dijo que el Estado español era un "estercolero putrefacto", será un peso pesado del PDeCAT en el Congreso. El nuevo líder del Partit Demòcrata, David Bonvehí, ha anunciado que tiene previsto darle un "rol importante" en el grupo parlamentario, dado que asumió el papel de vicepresidenta del partido en el cónclave de hace dos fines de semana.


Lo ha explicado en la rueda de prensa posterior a la primera reunión de la nueva dirección, donde ha defendido que Nogueras debe tener una función relevante en el grupo, pero no ha concretado qué cargo desempeñará ni si será el de portavoz sustituyendo a Carles Campuzano.


"En la reunión de la dirección he dicho que la vicepresidenta del partido debe tener un rol importante en lo que es la política del Estado español, pero antes de tomar cualquier decisión quiero hablar con todos los diputados y senadores" del PDeCAT, ha concluido.


Así, Bonvehí ha anticipado que habrá cambios en el Congreso y el Senado, pero ha afirmado que primero quiere meditarlos y estudiarlos internamente, por lo que no está descartado que Campuzano siga como vocero en el Cámara Baja, el puesto con más relevancia.


"Nogueras, por su rol en la Ejecutiva, tiene que tener un rol diferente en Madrid (...). No estoy diciendo en ningún caso que Míriam será la nueva portavoz", ha zanjado Bonvehí, que se ha dado un tiempo para abordar los cambios definitivos.


No nombran a ningún sustituto en el cargo de coordinador general


Bonvehí ha explicado que ha pedido a los 30 miembros de la dirección que actúen desde la "unidad de acción", y ha asegurado que él y Nogueras asumirán las funciones ejecutivas del partido y no nombrarán a ningún sustituto para Marta Pascal en el cargo de coordinadora general.


En la anterior etapa del PDeCAT, Artur Mas y Neus Munté fueron presidente y vicepresidenta del partido sin poder ejecutivo, que recaía en Marta Pascal como coordinadora general; en la etapa actual, Bonvehí y Nogueras sí tendrán funciones ejecutivas, y por lo tanto no situarán a ningún coordinador general.


También ha explicado que Maria Senserrich seguirá ejerciendo de portavoz del partido, pero ha añadido que durante el verano hablará con todos los miembros de la dirección para decidir las funciones de cada uno y si hay que "retocar" cosas.


La Crida de Puigdemont


Bonvehí ha afirmado que la principal decisión este lunes del partido es que quieren convertirse en un partido fuerte "al servicio de la unidad" que propone la Crida Nacional per la República, el partido que impulsa el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont.


Ha asegurado que los miembros del PDeCAT que lo deseen, como es su caso, trabajarán a fondo para integrarse en este nuevo movimiento: "Nos volcaremos a título individual en todo aquello que pueda necesitar el movimiento transversal que es la Crida".


Bonvehí ha explicado que aprovecharon su viaje este fin de semana a Bélgica para reunirse con Puigdemont, y que próximamente tienen previsto hacerlo con el presidente del Govern, Quim Torra, y con los exconsellers del PDeCAT que están en la cárcel de Lledoners.


Precisamente los exconsellers en prisión y Lluís Puig, este último en Bélgica, forman parte junto con Bonvehí y Nogueras, del equipo de coordinación que deberá abordar la integración a la Crida de los miembros del PDeCAT. "Hay diferentes actores y pondremos toda nuestra fuerza y saber hacer para que la unidad de acción esté en todas partes", ha resumido Bonvehí.


   El PDeCAT reitera su amenaza a Pedro Sánchez