Más de 7 de cada 10 españoles afirma saber desconectar del trabajo durante las vacaciones de verano

Consejos de Securitas Direct para unas vacaciones seguras
|


Trabajo vacaciones (Pixabay)

Un 77% de los españoles dice que sabe desconectar del trabajo en vacaciones. Fuente: Pixabay


Un 77,99% de los españoles asegura que sabe desconectar del trabajo durante sus vacaciones de verano, según una encuesta realizada por el Instituto Sondea para Securitas Direct. En cambio, 22,01% declara que no sabe hacerlo.


Casi la mitad de los españoles (43,97%) afirma que suele estar pendiente de e-mails o disponibles para asuntos de trabajo, mientras que el 16,37% se suele llevar, directamente, trabajo a sus vacaciones. Lo llamativo es que a un 16,32% de los españoles su empresa le pide que esté pendiente de temas laborales durante su descanso veraniego.


Los empleados por cuenta ajena suele ser el colectivo que más desconecta durante las vacaciones. Los hombres, autónomos, mandos intermedios y mandos directivos son los que afirman en mayor proporción estar pendientes durante el verano tanto de e-mails, como de llevarse trabajo y su empresa además les pide que estén pendientes.


Vacaciones seguras


Por otro lado, desde Securitas Direct aportan una serie de consejos para unas vacaciones seguras, entre ellos, evitar que los ladrones vigilen tus hábitos; no dejar las ventanas abiertas y comprobar que todos los accesos de la vivienda están completamente cerrados antes de salir de viaje.

Asimismo, aconsejan revisar el estado de cerraduras y cerrar la puerta con vuelta de llave para evitar una intrusión por el sistema del resbalón.


Entre estas recomendaciones, está no publicar información sobre las vacaciones en redes sociales. "Eso evitará dar pistas sobre desplazamientos y ausencias a los posibles ladrones", señalan desde Securitas y advierten de la conveniencia de desactivar la geolocalización de los dispositivos y aplicaciones móviles.


Aconsejan también no dejar objetos de valor a la vista desde el exterior de la casa y dejar la vivienda con aspecto de estar habitada. Por ejemplo, dejando alguna persiana subida o pidiendo a un vecino que recoja el correo del buzón. Incluyen también desviar las llamadas al móvil porque "un teléfono que no deja de sonar es sinónimo de que no hay nadie en la vivienda".


Asegurar la iluminación de exteriores durante la noche y contar con algún punto de luz externa reduce el riesgo de robo, además de conectar el sistema de alarma o videovigilancia durante las vacaciones si se cuenta con uno, ayudan a evitar robos en la vivienda.


   ¿Somos los españoles envidiosos?