​Cae un clan familiar que se hacía pasar por la policía en ‘narcoasaltos’ en Barcelona

|


Arsenal clan Mossos

Arsenal intervenido por los Mossos al clan familiar dedicado a los narcoasaltos. Fuente: Mossos


Un total de 15 personas, miembros de un clan familiar, han sido detenidas por presuntamente formar parte de un grupo criminal especializado en ‘narcoasaltos’ en Barcelona. En una de las ocasiones se hicieron pasar por policías.


Según han explicado los Mossos en un comunicado, los presuntos delincuentes retenían a sus víctimas ilegalmente para robarles y actuar violentamente contra ellas, a las que en algunos casos sustraían plantaciones de marihuana. Los ‘narcoatracadores’ están considerados presuntos autores de delitos de organización criminal, robo con violencia e intimidación, detención ilegal, tráfico de drogas y usurpación de funciones públicas.


La investigación arrancó en mayo de 2018 a partir del asalto sufrido por un hombre marroquí en Terrassa (Barcelona) por parte de un grupo de siete hombres que le agredieron, le dejaron inconsciente y le trasladaron hasta Badia del Vallès, donde le siguieron torturando durante unas tres horas. Tras haberle golpeado, una parte de los agresores fueron a la vivienda de la víctima, a la que entraron por la fuerza.


En este momento, los Mossos abrieron diligencias y comprobaron que los presuntos autores eran integrantes de una organización criminal liderada por un clan familiar que estaba situado en Barcelona.


Durante el mes de julio de 2018, algunos de los agresores de Terrassa volvieron a actuar, esta vez en Viladecavalls, donde perpetraron un robo con violencia en el interior de una vivienda, a la que accedieron con pistolas y haciéndose pasar por policías. Retuvieron ilegalmente a una persona usando bridas y sustrajeron una plantación de marihuana que había en el interior. En este caso, los agentes lograron pillar in fraganti a cinco individuos y frustrar así el ‘narcoasalto’.


Asimismo la investigación permitió acreditar que los atracadores gestionaban varias plantaciones indoor de marihuana por medio de subordinados y que coaccionaban y amenazaban a cualquiera que supusiera una amenaza para sus negocios o intereses. 


La policía catalana también identificó los vehículos empleados por los robos, así como a aquellos que formaban parte del grupo. Finalmente les detuvieron en un dispositivo que se llevó a cabo el 20 d julio con registros y detenciones en domicilios de Badia del Vallès, Barberà del Vallès, Sabadell, Vacarisses, Granollers y Moià.


En las entradas, se intervinieron un arma de fuego real, ocho armas de fuego simuladas, bridas, munición real y de fogueo, un prioritario policial, unos 38.000 euros en metálico, diferentes piezas de ropa y teléfonos, así como otras armas como una defensa extensible, un puño americano y un spray de defensa. De los 15 detenidos, 14 de nacionalidad española y uno marroquí, 13 pasaron a disposición judicial y el juez decretó el ingreso en prisión de 7 de ellos. 



   ​Explosión en el Eixample de Barcelona