Ciudadanos arranca la lucha naranja contra los símbolos independentistas

|


Carrizosa

Carlos Carrizosa, portavoz de Cs en el Parlament. Fuente: Europa Press


Ciudadanos arranca su campaña en papel contra los símbolos independentistas. La formación naranja presentará escritos en todos los ayuntamientos catalanes para que se retire la simbología política del espacio público, después de la sentencia del TSJC contra el Ajuntament de Sant Cugat por la exhibición de la estelada en una plaza, algo que el tribunal considera “una injerencia en la neutralidad”.


El portavoz de Cs en el Parlament, Carlos Carrizosa, ha explicado que ya han presentado este jueves el primer escrito en la Delegación del Gobierno en Catalunya para que lo sepa la propia delegada Teresa Cunillera y el presidente del Ejecutivo, Pedro Sánchez: “Le pedimos al presidente Pedro Sánchez que no mire hacia otro lado, que salgan de su escondite y exijan a las instituciones que respeten la neutralidad del espacio público”.


En ese documento se reclama a las administraciones municipales y a la Generalitat a que “den debido cumplimiento al principio de objetividad y neutralidad de las Administraciones Públicas y retiren del espacio público de su ámbito de competencia todos aquellos símbolos partidistas como estelades, pancartas, cruces y lazos”.


Asimismo piden que, en cumplimiento de esa neutralidad, si es necesario, lleven a cabo las acciones legales y judiciales correspondientes contra quien coloque esta simbología en calles, plazas, playas, rotondas y edificios públicos.


Retirada del lazo amarillo de Barcelona


Por su parte la presidenta del grupo municipal naranja en el Ajuntament de Barcelona, Carina Mejías, ha exigido a la alcaldesa Ada Colau que retire el lazo amarillo del balcón del Consistorio y de los distritos por “sus connotaciones políticas y porque no representa a todos los barceloneses”.


La líder de Cs en la capital catalana ha insistido en un comunicado en la necesidad de quitar estos símbolos para “mantener la neutralidad ideológica de las instituciones” y ha recordado que “en la plaza Sant Jaume ya se han vivido escenas de tensión por el lazo amarillo”.



“El lazo amarillo es un símbolo que fractura y divide”, ha recalcado Mejías, que ha confiado en que la primera edil de la Ciudad Condal “respete la sentencia del TSJC y la cumpla”. 


   ​Cruzada de Albiol contra las estelades