Borrell amenaza a Maragall con reactivar el 'modo liquidació' en las embajadas catalanas

|


20180724 402187 BorrellMO 1 1

Ernest Maragall, ministro de Asuntos Exteriores. Fuente: Europa Press


Tras reunirse con Ernest Maragall, el ministro Josep Borrell activa el 'modo guerra' y amenaza este martes la permanencia de las llamadas por los independentistas 'embajadas catalanas'. El titular de Asuntos Exteriores contraataca y advierte al Govern de Torra que las delegaciones podrían volver a estar en fase de 'liquidació': "Está claro que la Generalitat no ha respetado el procedimiento que establece la ley", así que "no me dejan mucho margen de maniobra". 


El considerado 'azote del Procés'  no se anda con 'chiquitas' y ya ha dejado claro que no le valen las razones que le dio el conseller republicano para justificar que las oficinas en Reino Unido e Irlanda, Alemania, Estados Unidos, Italia, Suiza y Francia se comunicasen a Exteriores la víspera de publicarse en el Diari Oficial de la Generalitat de Catalunya (DOGC), sin tiempo para los preceptivos informes de Hacienda y Exteriores.


Maragall alegó que la Generalitat cumplirá el procedimiento cuando abra delegaciones nuevas, pero que esas no lo eran, sino que existían antes de que el Gobierno las cerrase en aplicación del artículo 155. Y la respuesta del socialista ha sido clara: esas 'embajadas' fueron recurridas por el Ejecutivo por la vía contencioso-administrativa por no haber pedido esos informes.  El recurso decayó con el 155, así que "si se reabren se reabre también el procedimiento. "Es la lógica aristotélica", ha sentenciado. 


Borrell ha criticado que con las leyes no se puede decir 'ahora la aplico y ahora no' y ha advertido de que el Ejecutivo independentista no le deja "mucho margen de maniobra" en su intento de hacer "todo lo posible para que los temas se puedan resolver a través del diálogo". Sin embargo al socialista todavía le queda paciencia y ha dicho que dará más margen para ver si "existe mejor voluntad que en la reunión" con Maragall. 


El político ha argumentado que el Gobierno está haciendo un "ejercicio de extremo respeto" de las competencias de las comunidades autónomas, también de Catalunya, y ha dejado claro que reclama "reciprocidad" y que "se respeten las competencias del Estado". "De lo contrario no me quedará más remedio que aplicar la legislación vigente", ha concluido el ministro en un claro mensaje a navegantes del barco del Procés.



   ​Lo de Ernest Maragall con Borrell es un ejemplo de que este Govern no es normal