Inspección de Trabajo se arranca a proteger a 'las kellys'

|


Asociaciu00f3n Las Kellys (las Kellys Madrid)

Asociación Las Kellys. Fuente: Las Kellys Madrid


El Gobierno del PSOE pondrá en marcha campañas específicas de la Inspección de Trabajo para los colectivos especialmente afectados por la descentralización productiva y, concretamente, las primeras actuaciones se dirigirán al sector de las limpiadoras de hoteles y camareras de piso, conocidas como 'las kellys'.


Así se recoge en el borrador del Plan Director contra la Explotación Laboral 2018-2020, que el Ejecutivo español pretende poner en marcha en el mes de agosto. 


"Esta campaña tendrá la virtualidad de ser la primera, en materia de relaciones laborales, que está dirigida a un sector de actividad específico, y que tiene por finalidad una revisión, con carácter integral, de las condiciones laborales de las personas trabajadoras que integran el colectivo, prestando especial atención a quienes son contratados a través de empresas multiservicios, pero sin olvidar también la contratación a través de Empresas de Trabajo Temporal", señala el documento, que alude directamente al colectivo de 'las kellys'.


Las actuaciones de la Inspección de Trabajo serán previamente acordadas con las comunidades autónomas y se unirán a otras campañas que se desarrollarán en el sector de Hostelería de Alojamientos en materia de seguridad y salud, como la relativa a los riesgos psicosociales o a los trastornos músculo-esqueléticos.


Estas campañas, según se destaca en el documento, "permitirán un control integral de las condiciones de prestación de servicio de este colectivo, especialmente castigado por bajos salarios, ritmos de trabajo y sobre esfuerzos".


En declaraciones a Europa Press, la presidenta de la asociación Las Kellys, Myriam Barros, ha dicho que el colectivo recibe "con los brazos abiertos esta medida" del Ejecutivo: "Llevamos dos años trabajando con el PSOE, el PSOE sabe perfectamente cual es nuestra situación".


Respecto a las inspecciones de trabajo, ha sugerido la posibilidad de diseñar campañas como las de Canarias, donde en la última se han recogido más de 2.000 trabajadores del sector sin contrato de trabajo, según ha recalcado Barros que, en cualquier caso, cree que el Gobierno "ha entendido" las demandas del colectivo y se muestra "esperanzada " por ello.


El aumento de las inspecciones de trabajo, junto con el fin de las externalizaciones, es una de las principales exigencias lanzadas desde el colectivo, que el mes de abril trasladó al entonces presidente del Gobierno Mariano Rajoy sus reivindicaciones en una reunión. Cinco 'kellys' se desplazaron a La Moncloa para contarle los problemas que sufre el colectivo, su precarización y explotación laboral. El entonces presidente, que las recibió durante casi 2 horas, se comprometió a impulsar acciones para mejorar las condiciones laborales de las camareras de piso.


Volver a La Moncloa


Con el cambio de Gobierno, la nueva ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, avanzó recientemente en una comparecencia en sede parlamentaria que próximamente se reunirá con las representantes de las camareras de piso próximamente en Mallorca para establecer cuales son sus necesidades concretas.


'Las kellys' también han pedido reunirse con la ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Magdalena Valerio; con la de Igualdad, Carmen Calvo; y pretenden regresar a La Moncloa para reunirse con el presidente del Ejecutivo, Pedro Sánchez.


Según ha precisado Barros, el colectivo ha trasladado a altos cargos su intención de reunirse con Sánchez y parece que hay disposición por su parte. Además de trasladarle sus reclamaciones, 'las kellys' quieren mantener un encuentro con el líder del Ejecutivo para incorporarlo a la película documental 'Hotel Explotación: Las Kellys'.


Esta película cuenta la lucha social de las limpiadoras de hoteles para empoderarse y recuperar la dignidad de este colectivo. El equipo responsable del proyecto abrió un crowdfunding para poder terminar de hacerlo realidad y ya lleva recaudados 14.187 euros.


   Los riders de Glovo denuncian su condición de falsos autónomos en Barcelona