Soraya Sáenz de Santamaría, abanico en mano, lanza 'pullas' a Pablo Casado en el Congreso del PP

"De no haber ganado, no estaría en esta tribuna, estaría en tu lista, Pablo, si me lo hubieras pedido"
|


20180721 401893 PpSaenzMO3 1 1
Soraya Sáenz de Santamaría, exvicepresidenta del Gobierno. Fuente: Europa Press


La exvicepresidenta del Gobierno y candidata a presidir el PP, Soraya Sáenz de Santamaría, que se ha presentado como la candidata de las bases y ha lanzado 'pullas' a Pablo Casado, ha asegurado que cuenta con la "legitimidad" que le han dado los afiliados en la votación en primera vuelta de las primarias y ha llamado a la integración con un mensaje a su rival: "De no haber ganado, no estaría en esta tribuna, estaría en tu lista, Pablo, si me lo hubieras pedido".


Así lo ha puesto de manifiesto Santamaría durante su discurso ante el plenario del XIX Congreso Nacional del PP que elegirá al sucesor de Mariano Rajoy al frente de la formación, una alocución que ha iniciado a los gritos de "presidenta" y en la que ha presentado su proyecto abanico en mano.


La exvicepresidenta ha comenzado destacando que los afiliados son "lo mejor" que tiene el PP y, por tanto, son "los grandes protagonistas" de este proceso de primarias para reivindicarse como la ganadora de las bases: "Con toda humildad soy su candidata y quiero ser vuestra presidenta, la de todos. Estoy aquí porque los afiliados han confiado en mi y hoy os pido que también lo hagáis".


Santamaría cree que los afiliados han visto en ella a uno de los suyos y que, por eso, le han votado como "la mejor opción" para representarles, para ganar no sólo este Congreso Nacional, que también, sino todas las elecciones que el PP tiene por delante: "Me han elegido para parar al PSOE y a Pedro Sánchez y para derrotar también a los populistas y a los quiere romper España".


La popular ha puesto de relieve que ha cumplido con el compromiso que adquirió de acudir a este Congreso haciendo una campaña "en positivo", "no contra nadie sino a favor del PP", y ha reiterado que "nunca" ha visto a ningún compañero como un adversario. "Los adversarios -ha recalcado- han sido siempre los mismos que los de Pablo y están ahí fuera: los socialistas, los populistas y los independentistas".


La exvicepresidenta ha clamado que "la mayor fortaleza" del PP es la unidad para remarcar su defensa de la integración y ha apuntado que sumar exige "voluntad de acordar" y que, por su parte, "no ha faltado ni faltará". "Todos somos un equipo", ha proclamado.


"Lealtad" con el PP


En este punto, Santamaría ha insistido que su "legitimidad" está en los afiliados y su "lealtad" con el PP. "Es la única lealtad que entiendo y que exijo. Yo también soy leal", ha declarado, recordando a las palabras que este viernes pronunció Rajoy.


Leal, ha insistido, y "consecuente". "Si hace 15 días el PP, en voz de sus afiliados, no me hubiera dado un respaldo mayoritario, yo no estaría en esta tribuna", ha aseverado, para recriminar, a renglón seguido, a Casado que haya continuado adelante rechazando una candidatura de integración. "De no haber ganado, estaría en tu lista, Pablo, si me lo hubieras pedido", ha soltado.


Visiblemente emocionada, se ha presentado como una persona "de palabra" que "siempre" ha estado donde le ha pedido el partido -en su última etapa "haciendo país" con Mariano Rajoy-, su vocación de "servicio a España" y de defensa del interés general de los españoles.


"Y mi vocación de servicio me llevó al PP porque el PP es el mejor lugar para creer y servir a España, el mejor lugar para defender la libertad y la igualdad -ha dicho- porque mi partido es el que más ha apostado por la igualdad real de oportunidades". En este punto, ha enumerado algunos "ejemplos" de mujeres del Partido Popular, entre las ha citado a Rita Barberá, Soledad Becerril, Teófila Martínez, Isabel Tocino, Luisa Fernanda Rudí, Ana Pastor o Loyola de Palacio, sin citar en esta lista a la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal.


"Soy una de vosotros", ha proseguido Santamaría, una persona que "habla claro" y que "no tiene nada que esconder" y una persona que cree, como todos sus afiliados, en la unidad de España, en la Constitución, en la libertad para vivir en democracia y en la igualdad de los españoles.


"Yo soy de la España rural"


"Ésta son nuestras convicciones, las que definen al mejor PP", ha señalado Santamaría, quien ha hecho hincapié en la fuerza territorial del PP para recalcar su compromiso de que "contará más" con los presidentes y líderes autonómicos y reforzar las estructuras de coordinación. "Quiero que tengamos un consejo de la España rural, porque yo soy de la España rural", ha afirmado.


"Yo quiero el mejor PP", ha enfatizado, un partido que se construya de "arriba a abajo", en el que quepan "todos" y sólo sobren los "corruptos", y que siga defendiendo "lo mismo en todas partes", no uno "oportunista" que cambia en cada momento y según el lugar, en alusión velada a Ciudadanos.


"Quiero un partido abierto, plegado sobre sí mismo y que si se va abriendo sólo sea para incorporar a gente", ha dicho, ilustrando sus palabras con un abanico. "¿Dónde están nuestros principios y valores? En cada una de las varillas del abanico, que siguen siendo firmes y que son el armazón común de nuestro proyecto político", ha dicho.





Durante su discurso, ha lamentado la pérdida de votos que ha sufrido el PP en los últimos años y que, en su opinión, "tienen nombre de corrupción". Ahora bien, ha querido dejar claro que el PP no tiene más corrupción que otros partidos, pero sí que les "ha pesado mucho más que al resto". "No me puedo comprometer a cambiar el pasado, pero sí a que no vuelva. Tenéis mi palabra", ha garantizado, antes de advertir de que no aceptará lecciones en este sentido.


Santamaría ha reivindicado el PP como el partido Gregorio Ordóñez o Miguel Ángel Blanco y de tantos otros que quedaron en el camino, "los héroes de la libertad", y se ha comprometido a estar siempre del lado de sus familias, al tiempo que ha elogiado la "dignidad" de aquellos alcaldes y concejales que trabajan "sin cobrar un euro".


La popular ha concluido llamando a todos a salir "unidos y fuertes". "He venido a pedir vuestra confianza con humildad, pero no vengo con las manos vacías, sino con mi experiencia en el Gobierno y en la oposición y con los votos de los afiliados, que tenéis la posibilidad de enmendar, pero os he aportados algunas razones para ratificarlos", ha concluido.


Finalmente, la 'España rural' de Saénz de Santamaría no ha superado a la 'España de capital' de Pablo Casado. El diputado por Ávila le arrebata el título en segunda vuelta a la exvicepresidenta del Gobierno y la vallisoletana se va con las manos vacías del Congreso. Pablo Casado, presidente del PP por obra y gracia de los compromisarios. 


   La cuñada de Rajoy aparece en escena para apoyar a Casado y criticar a Santamaría