​El Govern de Torra no devuelve la paga extra a los funcionarios

La Generalitat incumple el acuerdo de la última mesa general de la Función Pública
|


Puigneru00f3

Jordi Puigneró, conseller de Políticas Digitales y Administración Pública. Fuente: Europa Press


Los trabajadores públicos catalanes están que ‘trinan’, después de que la Generalitat haya roto el acuerdo alcanzado en la última mesa general de la Función Pública celebrada hace un año. El Govern de Torra no devolverá el 10% de la paga extra de 2013 a los funcionarios y tampoco ha presentado un calendario de recuperación en su totalidad de las pagas extras de 2013 y 2014.


Así lo ha anunciado en rueda de prensa el conseller de Políticas Digitales y Administración Pública, Jordi Puigneró, tras presidir esta mesa, en la que está representada la Generalitat y los sindicatos mayoritarios de la función pública (UGT y CCOO de Catalunya y IAC) y que, como era de esperar dado el anuncio del político, ha finalizado sin acuerdo.


El conseller ha justificado el incumplimiento del pacto echándole la culpa al Gobierno español. En este sentido ha señalado que tiene que cumplir con la regla de gasto del Estado, que deriva de la Ley de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera aprobada en 2012, y ha pedido al Ejecutivo central “flexibilizar” las condiciones de esta normativa para poder hacer efectivo el pago lo antes posible, por lo que ha avanzado que se reunirá a partir de septiembre con el ministerio de Hacienda y el de Política Territorial para negociarlo.


Tras finalizar sin acuerdo, las negociaciones de la mesa de la Función Pública también están previstas que se retomen en septiembre, cuando se acabará de definir el incremento salarial para los trabajadores de la Administración catalana en 2018, que el Govern ha planteado situarlo en el 1’95% y que supondrá destinar un total de 279 millones.


El incremento salarial se desglosa en el 1’5% autorizado por la Ley de Presupuestos Generales del Estado y un 0’25% adicional por haber cumplido los objetivos de crecimiento del PIB de 2017, aumentos que el conseller ha propuesto para empezar a cobrar a partir de otoño y con efectos retroactivos. Según han informado los sindicatos, Puigneró no les asegura que se acabe aplicando el 0’20% restante.


El representante de CCOO, Joan Maria Sentís, ha criticado que no se hayan puesto sobre la mesa más concreciones temporales sobre las propuestas que ha traído el Govern tanto en referencia al retorno de las pagas extras como del os incrementos salariales propuestos, después de “tantos años esperando” por parte de los funcionarios, y ha resaltado que los empleados públicos “lo único que reciben de los gobiernos son golpes y recortes”.


Encarna González, de UGT, ha defendido que no renunciarán al 0’20% cuando se retomen las negociaciones pero que tampoco lo harán en otros aspectos, como el de continuar pidiendo una Ley de Función Pública: “Es el momento de hacer un Pacto Nacional de los Servicios Públicos”. Por su parte la portavoz de la Internsindical Alternativa de Catalunya (IAC), Assumpta Barbens, ha alertado que el Govern de Torra solo ha planteado voluntades “que están hartas de ver que no se cumplan” y ha esperado que en septiembre cambie su actitud.  


   ​Los funcionarios catalanes se quedan por ahora sin la devolución de pagas extra