​Unos 200 vuelos diarios cancelados en España por la huelga de Ryanair

Los sindicatos denuncian a Ryanair por presuntas coacciones ante la huelga de los TCP
|


Ryanair (Ryanair)

La huelga prevé la cancelación de 400 vuelos en España. Fuente: Ryanair


Ryanair ha señalado que la huelga podrá afectar hasta a 200 vuelos diarios en España (24%) y ha confirmado la cancelación del 12% de los vuelos que tenía previstos para los días 25 y 26 de julio con motivo del paro de los tripulantes de cabina (TCP) en España, Bélgica y Portugal. Por otro lado, la low cost ha sido enunciada por USO y SITCPLA por presunta coacción a los trabajadores.


La aerolínea ha contactado por correo electrónico y mensaje de texto con unos 50.000 clientes que iban a viajar desde o hacia España para comunicarles con 7 días de antelación que sus vuelos iban a ser cancelados. Ryanair les ha ofrecido la posibilidad de reubicarse en un vuelo alternativo que se vaya a operar 7 días antes o después de los días de huelga, así como la posibilidad de recibir el reembolso completo de los billetes.


Asimismo han avisado que cualquier pasajero que vaya a viajar esos días y no haya recibido la comunicación, podrá contar con que su vuelo se operará con normalidad y deberá hacer el check-in siguiendo el procedimiento habitual.


Denuncian a Ryanair por coacciones ante la huelga de los TCP


Por otra parte los sindicatos españoles USOSITCPLA, convocantes de una huelga de los TCP, han denunciado en los juzgados a la aerolínea por presuntas coacciones al pasar un cuestionario a sus trabajadores para saber si secundarían los paros.


El hecho principal que ha motivado la querella es un correo electrónico, tal y como dicen las organizaciones sindicales, enviado por Ryanair a los trabajadores tras el fracaso de la reunión mantenida el lunes para establecer los servicios mínimos. 


Este email contenía una encuesta en la que se preguntaba a los que tenían turno esos días si tenían pensado acudir a la huelga y a los que no trabajaban si estaban dispuestos a suplir a sus compañeros para “minimizar” los efectos de los paros. Además incluía un plazo para responder que acababa este miércoles a las 18.00 horas y una advertencia de que si no contestaban en ese plazo volverían a ser contactados.


Otro de los motivos es una carta colgada en la intranet de la empresa por parte del responsable de personal. En ella argumentaba que las encuestas eran “perfectamente legales” y restaba importancia a las posibles medidas que pudieran tomar los sindicatos en este respecto. “Los sindicatos no parecen preocuparse por nuestros clientes o vuestros trabajos. Nosotros simplemente tenemos que saber quién va a trabajar el próximo miércoles y jueves para poder minimizar las interferencias a nuestros clientes y sus familias”, dijo.


Asimismo los sindicatos han enviado un escrito al ministro de Fomento, José Luis Ábalos, solicitando una reunión urgente para explicar su versión del conflicto y aportar soluciones que consideran se deberían aplicar para que Ryanair “pase a ser una compañía normal, que cumple con la legislación laboral y de Seguridad Social”. 


   Ryanair amenaza a los tripulantes de cabina con despidos