El Govern de Torra quiere hacerse con el aeropuerto de El Prat

|


Calvet (Twitter)

Damià Calvet, conseller de Territorio y Sostenibilidad. Fuente: Twitter


El Govern de Quim Torra quiere gestionar el aeropuerto de Barcelona. El conseller de Territorio y Sostenibilidad, Damià Calvet, ha asegurado que volverán a pedir al Gobierno central la gestión de El Prat y del resto de infraestructuras de interés general y que harán un "seguimiento exhaustivo" de las huelgas que pueden afectar al aeródromo barcelonés este verano. 



En rueda de prensa tras la reunión del Consell Executiu, ha recordado que la descentralización del aeropuerto "es uno de los objetivos permanentes como Govern" y ha asegurado que lo pondrán sobre la mesa en la comisión bilateral con el Ejecutivo de Pedro Sánchez. "Es una reivindicación permanente la gestión directa y descentralizada de las infraestructuras de interés general", porque es positiva para la economía catalana, ha apuntado.


Calvet ha destacado que el aeropuerto es la principal puerta de entrada del turismo a Catalunya y vigilarán para no "poner en riesgo la imagen" de la comunidad autónoma, y se ha alineado a la petición de las aerolíneas para que la Unión Europea regule las huelgas de controladores, para que solo afecten a los vuelos que salen o llegan al país de la reivindicación.


"Aligeraría la situación de estrés que estamos viviendo", ha defendido, por lo que ha reclamado al Gobierno que defienda este posicionamiento y que se regule con la máxima celeridad.


Asimismo ha reclamado al ministerio de Fomento que dote de forma adecuada la torre de control de Gavà (Barcelona) para garantizar la operatividad del aeropuerto, y ha celebrado que haya más medios y personal en el control de pasajeros que el verano pasado.


Calvet espera que la reunión con la delegada del Gobierno en Catalunya, Teresa Cunillera, sobre esta problemática, junto al Ajuntament de Barcelona, sirva para sentar unas bases de trabajo y la portavoz del Govern, Elsa Artadi, ha confiado en que el nuevo presidente de Aena, Maurici Lucena, sea sensible a sus reivindicaciones.


   ​La polémica ATLL vuelve a manos de la Generalitat tras el fracaso de la privatización