Pisarello reconoce que están “preocupados” por la caída de ingresos en Barcelona

La oposición pide un pleno extraordinario sobre la situación presupuestaria del Ajuntament
|


Pisarello1

Gerardo Pisarello, primer teniente alcalde de Barcelona.Fuente: Europa Press


El primer teniente alcalde de Barcelona, Gerardo Pisarello, ha reconocido este viernes que están “preocupados” por la caída de ingresos del Ajuntament, especialmente de plusvalías. El comú ha insistido en que el Govern de Colau no planea recortes, sino que realiza reajustes y reprogramaciones de determinadas inversiones. Desde la oposición no se lo creen y piden un pleno extraordinario para analizar la situación presupuestaria de la capital catalana.


En rueda de prensa, Pisarello ha descartado recortar el gasto corriente de los distritos y ha reiterado que la disminución de ingresos de más de 100 millones de euros de la cual alertó el PSC es falsa, pero que “no quiere decir que no hayan caído”, sobre todo por las plusvalías, las transferencias del Estado y la deuda del Gobierno central y del Govern de Catalunya con el Ajuntament.


Así ha justificado que el descenso de ingresos supone ajustar y reprogramar determinadas inversiones, lo que ha dicho que se hace constantemente y todos los años: “Me parece inaceptable que se diga que estos son recortes. Supondría hacer desaparecer el Plan de Barrios o que la inversión social se deja de prestar, y esto no pasará”.


“Tal vez algunos partidos han entrado en campaña y han querido entrar de forma salvaje”, ha apuntado Pisarello, que ha criticado que grupos de la oposición, especialmente el PSC, hayan lanzado acusaciones de gran irresponsabilidad con las que intentan poner en duda la solvencia del Ajuntament y el compromiso del Govern de BComú con la inversión social.



Colau 'manostijeras'


Por su parte grupos de la oposición han pedido este viernes al Ejecutivo local la convocatoria de un pleno extraordinario para que explique la situación presupuestaria del Consistorio por la caída de ingresos y la posibilidad de recortes que niega el Govern municipal.


Alfred Bosch (ERC) ha sido el primero en exigirlo, cosa que posteriormente también han hecho Alberto Fernández (PP), y que han defendido Jaume Collboni (PSC) y Xavier Trias (PDeCAT).


El republicano ha criticado en rueda de prensa la “mala gestión” del gabinete de Colau, que representa un caso grave de desbarajuste económico y ocultación de la realidad. En ese punto ha asegurado que los distritos han recibido la orden de reducir su gasto ordinario un 5% y que se frenarán proyectos como guarderías, escuelas y otros equipamientos.



“Estuve 4 años sin recortar nada con la situación económica más difícil, en plena crisis, y ahora que hay crecimiento económico nos encontramos con que el Ajuntament hace recortes por errores en la previsión de ingresos”, ha sostenido Trias, exalcalde de Barcelona que ha denunciado que el ocultismo y la falta de diálogo del Ejecutivo son graves.



Por su parte, Collboni ha señalado que confiaba en que Colau daría explicaciones en lugar de Pisarello y ha advertido que “Barcelona no se merece un Govern con tanta incompetencia que dilapide la solvencia” del Ajuntament. El socialista ha hablado de un hipotético recorte del 5% en el gasto social a partir de septiembre y ha dado su apoyo a cualquier iniciativa que “vaya en el sentido de que el Govern diga la verdad y Colau dé la cara”.


“Es hora de que los barrios se subleven contra aquella alcaldesa que dijo que los defendería y ahora se convierte en Colau ‘manostijeras’”, ha subrayado el popular que ha pedido además plenos extraordinarios en todos los distritos para rendir cuentas sobre la situación de los barrios.



   ​El PSC de Barcelona descubre que el Govern de Colau prevé recortes de más de 107 millones