Escalada de violencia en el internado de la Generalitat en Esparraguera (Barcelona)

Un total de 9 personas heridas y 7 detenidos por las agresiones en el CREI Can Rubió
|


CREI Can Rubiu00f3 (UGT Catalunya)

CREI Can Rubió de Esparraguera


Plena oleada de violencia en el CREI Can Rubió de Esparraguera (Barcelona), centro de menores tutelado por la Generalitat de Catalunya. Esta semana se han producido dos motines y diversas agresiones a educadores e internos. El balance global: un total de 9 personas heridas y 7 menores detenidos.


Tal y como informa UGT Catalunya, este martes a las 21.30 horas tuvo lugar un primer tumulto que provocó graves altercados y que hizo necesaria la presencia de 12 unidades de los Mossos d’Esquadra y de una ambulancia. Una interna sufrió fuertes agresiones y llegó incluso a perder el conocimiento, y tres educadores y un vigilante de seguridad acabaron con diversas lesiones, uno de ellos con parte de baja. Por estos hechos fueron detenidos 5 chicos, que al día siguiente regresaron al centro.


Ya desde las 9.30 horas del miércoles se volvió a producir un nuevo motín. En esta ocasión los protagonistas eran 4 menores, dos de los cuales ya habían participado en los actos violentos de la jornada anterior. Un total de 4 educadores fueron agredidos, dos de ellos con resultado de baja, y 4 chicos arrestados por la policía catalana, que de nuevo tuvo que acudir al CREI en diferentes momentos de la mañana.


De los 7 menores detenidos en estos dos días, tres han sido trasladados a otros centros, pero los otros, principales agresores de la menor interna, continúan conviviendo con ella.


Ante la gravedad de los hechos, UGT subraya que esta oleada de violencia muestra “una vez más” la falta de medidas educativas y de seguridad en los centros de protección de menores. El sindicato denuncia la ausencia de medios y pide que se destinen los refuerzos necesarios


Asimismo revela que se pusieron en contacto con diferentes responsables de la Dirección General de Atención a la Infancia y a la Adolescencia (DGAIA) y de la conselleria de Asuntos Sociales, que les comunicaron que se reforzaría el equipo educativo y de seguridad. Sin embargo afirman que “a día de hoy” no ha habido ningún refuerzo, ya que se han limitado a cubrir dos ausencias laborales “con dos contratos de sustitución”, mientras que no les consta que se haya aumentado el personal de vigilancia (actualmente hay un vigilante durante el día y dos por la noche).


UGT Catalunya recuerda que llevan años denunciando situaciones violentas de este tipo que se viven en los centros y también que reclaman más seguridad, más recursos y mejor coordinación entre instancias públicas. Y añade que si “cualquier día pasa algo irreparable será por la falta de mínimos medios de seguridad que deberían de estar presentes en centros destinados a la protección de la infancia”. 


   Trabajadores de centros de menores de la Generalitat sufrieron 235 agresiones en 2017