​Gabriel Rufián (ERC) y Feliu Guillaumes (PDeCAT) siguen a la gresca en Twitter

|


Rufiu00e1n (archivo)

Gabriel Rufián, portavoz adjunto de ERC en el Congreso. Fuente: Europa Press


El portavoz adjunto de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, y el diputado del PDeCAT y presidente de la comisión de la Cámara Baja sobre el accidente de Angrois, Feliu Guillaumes, continúan enfrentados, ahora en Twitter.


El demócrata ha justificado en la red del pajarito el haber impedido al republicano poner la grabación de la conversación del maquinista del tren Alvia accidentado con Atocha, a pesar de que este autorizara su difusión. El del PDeCAT ha dicho que el audio puede encontrarse en Youtube, pero “está prohibido utilizarlo en comisión de investigación, si está en sumario judicial y no lo autoriza el juez”. “¿Tú crees que soy tan burro de prohibir una cosa que se puede encontrar en Google en 2 minutos?”, contesta Guillaumes en Twitter y recoge Rufián.



El republicano no ha podido quedarse callado y le ha espetado al presidente de la comisión que lo que dice es falso. “No quería entrar Feliu pero llevas 48h repitiendo la misma falsedad y ya vale. No es cierto. Es falso. No hay nada que lo impida excepto un pacto con PPSOEC’s. Muy legítimo pero que nada tiene que ver con un juez”. Y ha concluido pidiéndole que trabaje: “Si lo sabías, malo. Si no lo sabías, aún peor. Haz tu trabajo”.



Rufián ha confirmado estas declaraciones en una entrevista a TV3. En ella ha recordado que el abogado del maquinista y su cliente pidieron que se escuchase la grabación, pero los grupos de PP, PSOE, Ciudadanos “y creo que PNV” lo censuraron.


El político ha explicado que quiso poner el audio para “respetar la voluntad del maquinista” y ha denunciado que esto creó un revuelo político que acabó con un “corte” de la comisión que se censuró. “Una decisión inédita”, ha dicho el de ERC para añadir: “Me sorprende que el propio Feliu Guillaumes del PDeCAT decidió cortar”. Y ha detallado en ese interregno hubo “gritos y acusaciones” hacia él que “no diré nunca” por “respeto a todo el mundo”.


Ha recalcado que es “falso” que haya algún artículo en el Congreso, como así ha defendido el demócrata, que impida reproducir o “utilizar cualquier cosa dentro de un proceso judicial” y ha apuntado que si así fuese “las comisiones de investigación no existirían”. Por último ha dejado caer que si ahora quien quiera puede explicar sus motivos para “censurar según qué cosas”.


El conflicto entre ambos estalló el martes cuando Guillaumes le cortó la palabra a Rufián en la comisión. El republicano tildó su actuación de “vergüenza” y “miserable”, mientras que el demócrata espetó que hacía perder la “paciencia a un santo”. Al día siguiente, y con los ánimos calentitos tras varios tuits cruzados, volvieron al lío por la grabación (disponible en Internet) que el de ERC trató de poner con el consiguiente cabreo del del PDeCAT y la suspensión momentánea de la sesión. Lo que pasó durante esa pausa es un misterio, pero fuentes presentes han señalado que hubo gritos y reproches a Rufián y que Guillaumes le acusó de montar el “circo.


   Puigdemont se envalentona tras la decisión de la Justicia alemana: "Ya está bien de este abuso de la Justicia"