Nueva bronca entre los independentistas Rufián (ERC) y Guillaumes (PDeCAT) en el Congreso

Guillaumes ha acusado a Rufián de montar “un circo” con el accidente de Angrois
|


Rufiu00e1n grabaciu00f3n Angrois

Rufián pone la grabación de la conversación del maquinista


Nuevo pollo’ entre el portavoz adjunto de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, y el diputado del PDeCAT y presidente de la comisión del accidente de Angrois, Feliu Guillaumes. Rufián ha tratado de reproducir la grabación de la conversación del maquinista del Alvia accidentado con Atocha y Guillaumes ha suspendido la sesión.


Los grupos parlamentarios, excepto ERC y Unidos Podemos, habían acordado no hacer pública la grabación –a pesar de que está disponible en Internet- alegando que debía haberse planteado con más tiempo y que se prefería evitar hacer daño a las víctimas.



El propio maquinista, Francisco José Garzón, había pedido a los diputados que la escucharan íntegramente y Rufián ha tratado de sortear el veto colocando el audio. Esto ha provocado las protestas airadas de otros partidos y que Guillaumes, con el que ya se enfrentó la jornada de ayer por cortarle el turno, suspendiera la sesión.





Durante ese corte, y según testigos han apuntado a Europa Press, el demócrata ha acusado al republicano de montar “un circo” y de hacer daño a las víctimas. Una vez se ha retomado la sesión, Rufián ha continuado su turno y en Twitter ha señalado que Guillaumes había suspendido la sesión "entre gritos. El republicano ha tenido que escuchar después las críticas de otros portavoces como el de Ciudadanos, Fernando Navarro, quien le ha acusado de montar el “numerito” para “salir en los medios a toda costa”.



Por su parte la diputada de En Marea, Alexandra Fernández, ha usado una táctica menos polémica –al menos a la vista de la mesa de la comisión. La morada ha leído distintos fragmentos de la conversación, maniobra que Guillaumes ha respetado e incluso ha agradecido por respetar las normas y reglamentos de la comisión.


   ​Tenso encontronazo entre los independentistas Rufián (ERC) y Guillaumes (PDeCAT) en el Congreso