​Torra dice en Escocia que “hay franquismo en las calles” y que desobedecerá al juez Llarena

|


Torra y Ponsatu00ed (Govern)

Quim Torra y Clara Ponsatí en Edimburgo. Fuente: Twitter Govern


El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha afirmado este miércoles desde Escocia que el independentismo ha mostrado que en España “aún hay franquismo en las calles” y ha dicho que no pedirá el acta de los diputados suspendidos de cargo público por el Tribunal Supremo.


“El independentismo catalán ha hecho que Europa ponga su atención en lo que está pasando en España y se dé cuenta de que en España aún hay franquismo en las calles, hay revueltas fascistas y una regresión democrática”, ha alertado Torra, para quien España debe decidir si quiere ser Escocia o Turquía.


Estas declaraciones del líder del Govern han tenido lugar en Edimburgo en una rueda de prensa junto a la exconsellera Clara Ponsatí y su abogado, y después de que ayer la portavoz de su Ejecutivo, Elsa Artadi, haya afeado a Soraya Sáenz de Santamaría por comparar el Procés con el “apartheid”, tipo de comparaciones que, según dijo, “banaliza situaciones muy graves”.


El presidente de la Generalitat también se ha referido desde el extranjero a la última acción del juez Llarena, para asegurar que no pedirá el acta de los seis diputados suspendidos de cargo público por parte del magistrado del Tribunal Supremo y para considerar que esta decisión, que ha calificado de “indecente”, “ataca directamente a la soberanía del Parlament”.


“Volvemos a ver de nuevo cómo la separación de poderes en España es un mito” y la lucha de Catalunya no es contra el Gobierno sino contra el conjunto de poderes estatales, ha dicho Torra, que ha reconocido que para Catalunya es “muy difícil” cambiar la postura que tienen sobre el Procés algunos países europeos, pero ha señalado que sí pueden dirigirse directamente a los ciudadanos apelando a los derechos humanos.


Por otra parte, Torra ha defendido a la exconsellera de Enseñanza, fugada en Escocia de la Justicia española, de las críticas recibidas por sus declaraciones contra el Govern, en las que aseguraba que el Ejecutivo de Puigdemont iba de farol que PDeCAT y ERC estaban más preocupados por mantener sus nóminas que por la unidad del independentismo. “Damos la bienvenida a estas críticas porque nos ayudan mucho a encontrar el camino correcto”, y ha añadido: “Cuando expresa sus opiniones nos hace pensar a todos y que reconozcamos que hay cosas que hemos hecho bien y otras en las que es necesario avanzar”. 


   ​Reproche de Quim Torra a Pedro Sánchez por el recurso del Gobierno contra la moción del 9N