​Reproche de Quim Torra a Pedro Sánchez por el recurso del Gobierno contra la moción del 9N

Torra avisa: “Tengo 55 años y mis hijos son mayores. Yo no tengo nada que perder”
|


Torra (Catalunya Ru00e0dio)

Quim Torra, presidente de la Generalitat. Fuente: Catalunya Ràdio


El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha explicado que durante su reunión con el líder del Gobierno español, Pedro Sánchez, le reprochó el recurso contra la moción del 9N, le dijo que él no tiene “nada que perder” y le recordó que hay actores que se encuentran bajo la “tutela del Gobierno” y pueden tener incidencia en la libertad de los presos soberanistas.


“Empezamos mal presidente”, este fue el reproche que profirió Torra a Sánchez por el anuncio del recurso por parte del Ejecutivo central ante el Tribunal Constitucional contra la moción con la que el Parlament se reafirmó en los objetivos políticos de la resolución independentista del 9 de noviembre de 2015.


En una entrevista a Catalunya Ràdio, el juntero ha contado que el socialista le contestó que estaba “obligado a hacerlo porque estaba fuera de la legalidad” a lo que este le replicó que se reafirmaba en los objetivos políticos y que, si buscaban una solución política al conflicto entre Catalunya el resto de España, no tenía sentido volver al TC. Preguntado por si Sánchez le expresó su voluntad de retirar la denuncia, ha manifestado que no trataron ese extremo.


“Le expliqué que tengo 55 años, mis hijos son mayores y no tengo nada que perder”


El dirigente catalán ha resumido que, para él, la clave de esa reunión fue el acuerdo entre posturas distintas sobre que hay “un conflicto político que necesita una solución política”, que no judicial, aunque ha reconocido que sobre los temas de la autodeterminación catalana y la situación de los presos independentistas esas posiciones están "muy alejadas".





“Yo no tengo nada que perder”


Por otra parte Torra ha señalado que le dijo a Sánchez que su Govern parte del mandato del 1-O y del 27-O, que cualquier solución al conflicto catalán debe pasar por la autodeterminación del pueblo catalán y que él no tiene nada que perder.


“Ayer comenzó un reconocimiento mutuo tanto institucional como de proyecto”, ha declarado para matizar que la reunión abre una etapa de diálogo, lo que no quiere decir de negociación. No obstante, ha reconocido que no se han encontrado puntos de conexión en dos cuestiones claves para el independentismo: la autodeterminación y la situación de los presos soberanistas.


En cuanto a su compromiso con la independencia, ha recalcado que le relató al presidente del Gobierno que “ninguna solución es posible si no pasa por el derecho a la autodeterminación de los catalanes” y que no tiene nada que perder: “Le expliqué que tengo 55 años, mis hijos son mayores y no tengo nada que perder”.


Asimismo ha indicado que le transmitió que “nunca” renunciaría a la república catalana ni a ninguna fórmula para lograrla, por lo que ha lamentado que la CUP le acuse de renunciar a la independencia y al mandato del 1-O. En este punto se ha mostrado “dolido” con las reacciones de los cupaires: “Fui clarísimo al reivindicar el 1 de octubre y el 27 de octubre y, sinceramente, no las puedo compartir y, personalmente, me duelen mucho”.


Torra pide a Sánchez usar sus armas para liberar a los presos


Sobre los presos independentistas, el líder del Govern ha explicado que le recordó a Sánchez que hay actores como la Abogacía del Estado, la Fiscalía o el Tribunal de Cuentas que están bajo la “tutela del Gobierno” y pueden tener incidencia en la libertad de los encarcelados del Procés.


“Hay muchas herramientas jurídicas, judiciales, administrativas y políticas que en estos momentos tienen una incidencia clarísima sobre la libertad de la gente, instrucciones policiales que se han hecho a profesores y mucha gente… Sobre eso esperamos ver cómo se mueven las próximas semanas para ver si efectivamente esa voluntad que se expresó ayer de que entramos en la política se transforma en hechos reales”, ha afirmado.


Torra ha señalado que no hay ninguna “negociación sobre la situación de los presos” y que solo piden para ellos “justicia”. En esta línea ha asegurado que no deberían estar en prisión y ha afirmado que vive con “angustia” tener “presos políticos encarcelados por la legislación española” en cárceles catalanas “gestionadas por un Govern independentista”. Y ha añadido que “para tumbar eso solamente podremos hacerlo con nuestras leyes con la república catalana”. 



   El diálogo Estado-Generalitat continúa con la reunión de Carmen Calvo y Pere Aragonès