Puigdemont rompe su silencio para hablar de la reunión de Sánchez y Torra

|


Torra y Puigdemont

Encuentro entre Quim Torra y Carles Puigdemont. Fuente: Europa Press


Carles Puigdemont, tan activo en redes sociales y tan dispuesto a comentar cualquier aspecto relacionado con la actualidad catalana, todavía no se había pronunciado sobre la reunión mantenida el lunes entre Quim Torra y Pedro Sánchez a las 9.00 horas de este martes. Pero alrededor de las 9.45 horas ya ha roto su significativo silencio.


El huido de la Justicia española en Alemania, donde espera la respuesta del tribunal germano sobre su extradición a España, ya ha hablado sobre el encuentro. El exdirigente no ha entrado a valorar lo positivo o negativo de la tan comentada cita, aunque sí se ha referido a ella para señalar que desde la Generalitat llevan “años” diciendo que la solución al conflicto catalán “solamente puede ser política”. “Y ahora ya lo dicen en la Moncloa”, ha apuntado.


En un mensaje en Twitter, Puigdemont ha recordado que “siempre” han dicho que hablarían con todo el mundo “sin condiciones” y ha recalcado que “nuestro objetivo es vivir en la república catalana”. “Todo esto es lo que ha dicho y hecho el Molt Honorable President Quim Torra”, ha defendido, después de las críticas recibidas desde sectores del independentismo como los CDR o la CUP por la reunión del líder del Govern con jefe del Ejecutivo español.



¿Qué le pasa a Puigdemont?


Desde que Torra se hizo con su silla de President, Puigdemont mantiene un inusual perfil bajo, está relegado a un segundo plano y ya no aparece tan a menudo en los medios públicos catalanes. Además ha rechazado la presidencia del PDeCAT y la creación del llamado Consell de la República que tenía previsto dirigir desde el extranjero está estancada.


Por otra parte el político no ha estado en los últimos tiempos de acuerdo con alguna de las decisiones tomadas por Torra y por el Partit Demòcrata. Puigdemont estaba en contra del apoyo del partido a la moción de censura del PSOE contra Mariano Rajoy y también de la asistencia del presidente de la Generalitat a la inauguración de los Juegos Mediterráneos de Tarragona por la presencia del monarca español.


“El rey sigue siendo el del 3 de octubre. Abrazó la estrategia represora y ahora ratifica su abdicación de Catalunya. No es el rey del diálogo; es el rey del monólogo ‘a por ellos’”, decía el exdirigente catalán dos días antes del inicio de los Juegos en Twitter. Pero Torra acudió a la cita presidida por Felipe VI y, además, en lugar de pedirle esa disculpa por su discurso del 3-O que había repetido en varias ocasiones, le regaló un libro sobre el 1-O.


Quim Torra, puesto a dedo por Puigdemont en la dirección de la Generalitat, parece haberle comido 'la tostada' en el terreno de juego mediático al autodenominado ‘President legítim’ como en su día hizo él con Artur Mas. El actual líder del Govern reconocía en la rueda de prensa posterior al encuentro con Sánchez que todavía no había hablado con el ‘exiliado’, pero avanzó que lo haría al tiempo que lamentó que no fuese él quien estuviese en esa reunión.


En una entrevista a Catalunya Ràdio este martes, Torra ha adelantado que ya ha conversado con Puigdemont y ha dicho que le explicó el contenido de su charla con el presidente del Gobierno, así como comentaron cuáles son las “expectativas” que se abren con esta nueva etapa de diálogo. “Habrá que ver si estamos ante un cambio o solo talante”, ha matizado Torra.


El llamado en el círculo unionista presidente ‘de paja’ o ‘marioneta’ de Carles Puigdemont se ha puesto al frente del Procés, restando así protagonismo a su mentor, quien parece estar más centrado ahora en su situación judicial.


   ​El traspaso completo de Rodalies, primera petición del conseller Calvet a Pedro Sánchez