​Pedro Sánchez no reconoce el derecho de autodeterminación de Catalunya en su reunión con Quim Torra

Torra y Sánchez reactivan la Comisión bilateral Estado-Catalunya
|


Quim Torra y Pedro Su00e1nchez (Marta Fernu00e1ndez EP)

Quim Torra y Pedro Sánchez en su reunión en La Moncloa. Fuente: Marta Fernández/Europa Press


Pedro Sánchez, presidente del Gobierno español, ha manifestado en su reunión al líder de la Generalitat, Quim Torra, que el derecho a la autodeterminación no existe. El encuentro, que ha servido para evidenciar las diferencias entre ambos, ha finalizado con un doble acuerdo: el compromiso del Ejecutivo central de levantar los vetos de las leyes sociales del Parlament tumbadas por el TC y reactivar la Comisión bilateral Estado-Catalunya en la que se podrá hablar de posibles concesiones de competencias o de inversiones.


Así lo ha explicado en rueda de prensa la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, tras la reunión de más de dos horas y media que ambos dirigentes han mantenido a solas en el Palacio de la Moncloa y que, en palabras de Pedro Sánchez, ha discurrido mejor de lo que esperaba. Según ha dicho el madrileño a su círculo cercano ha percibido un tono “educado y constructivo” en Torra a quien en mayo llamaba “racista”.


“El President de la Generalitat, como todo el mundo sabía de antemano, ha hablado con Sánchez de la autodeterminación”, ha detallado Calvo, quien ha añadido que el jefe del Ejecutivo central le ha respondido que ese derecho “no existe” en ninguna democracia y le ha recordado el “cumplimiento del artículo 2 de la Constitución y del Estatut”, así como el “altísimo autogobierno” que tiene Catalunya.


La socialista ha remarcado que en ese espacio de derecho de españoles iguales han podido “dialogar en posiciones que todos conocemos y son obligadas para el Gobierno de España”. “Sobre esto hay muy poco que hablar”, ha zanjado. Fuentes del Gobierno han precisado después que el debate sobre la autodeterminación ha ocupado una pequeña parte del conjunto de la reunión, que la vicepresidenta ha calificado de “francamente útil” y que “sienta las bases” para construir “un espacio diferente y mejor” de colaboración”.





Pactos entre Torra y Sánchez


Calvo ha resumido que el encuentro ha sido institucional, pero lleno de “cortesía y fluidez”, y ha avanzado que habrá una segunda entrevista, previsiblemente en Barcelona y en otoño, según continúe el diálogo en el marco de las comisiones bilaterales Estado-Generalitat.


Precisamente la reactivación de estas comisiones previstas en el Estatut y que no se reúnen desde 2011 ha sido uno de los pactos a los que han llegado Torra y Sánchez. Se trata de la Comisión Bilateral Generalitat-Estado, la Mixta de Asuntos Económicos y Fiscales Estado-Generalitat, la Bilateral de Infraestructuras y la Mixta de Transferencias Estado-Generalitat.


Calvo ha contado que la ministra de Política Territorial y Función Pública, Meritxell Batet, liderará por parte del Gobierno la primera y en ella se podrá hablar de “recuperar derechos recortados por el paso de la derecha en el Gobierno de España y de algunas cuestiones que la política catalana tiene pendientes en relación a la coordinación y los acuerdos con el Gobierno de todos los españoles”.


Asimismo ha informado de que estas comisiones discurrirán en paralelo a la interlocución que han acordado mantener Sánchez y Torra. En este punto ha hecho hincapié en que “7 años de desencuentro tienen que terminar” y ha reiterado que nunca más se debe producir un “cortocircuito” de la comunicación entre las dos instituciones.


Por otra parte también ha adelantado que el Ejecutivo del PSOE levantará los vetos que hay en el TC a las leyes catalanas sociales como las relacionadas con la pobreza energética, el cambio climático o la universalidad de la sanidad pública. Y ha dicho que se ha pactado la presencia de representantes del Gobierno de España en los actos que marcarán el primer aniversario de los atentados de Barcelona y Cambrils el próximo 17 de agosto.


Además ha reconocido que el jefe del Govern catalán ha comentado la situación de los presos independentistas, pero ha matizado que en este caso, al igual que en el de la autodeterminación, no hay mucho más espacio para otra cosa que no sea escuchar la posición de Torra: “No hay presos políticos en nuestro país y el Gobierno no interfiere en los trabajos del poder judicial (…). No hay más margen que el respeto mutuo al poder judicial”.


Éxito en la reunión entre Sánchez y Torra, esto es lo que se deduce de las declaraciones hechas desde ambos frentes. Dos pactos y dos diferencias insalvables. El Estado no reconoce el derecho a la autodeterminación, principal axioma del Govern de Torra, pero a cambio levanta el veto a leyes sociales catalanas. Y el partido queda en tablas. 


   ​El Gobierno de Pedro Sánchez reactiva la acción judicial contra el Govern independentista