Los partos por cesárea más humanizados en el Hospital Vall d’Hebron de Barcelona

|


Parto con cesu00e1rea (GVA)

Parto por cesárea. Fuente: GVA


El Hospital Vall d’Hebron de Barcelona pretende humanizar los partos con cesárea. El centro busca así dar más protagonismo a las mujeres que tienen que dar a luz por intervención quirúrgica con la finalidad de favorecer el vínculo madre-hijo desde el momento del nacimiento, ha detallado la jefa de Obstetricia y Ginecología del hospital, Elena Carreras.


Los profesionales médicos de este hospital plantean la posibilidad de que la mujer que tenga un parto por cesárea pueda decidir si quiere ver la salida de su hijo, ser ella quien termine de sacarlo, tenerlo sobre su pecho inmediatamente y cuánto tiempo.


En la actualidad Vall d’Hebron permite a las madres decidir aspectos claves de la intervención, que generalmente impide tener entre los brazos al recién nacido en el primer momento y es que cuando sale se le hacen muchas pruebas y la madre no es la primera que puede cogerlo.


Por otra parte los médicos también dan la posibilidad al acompañante de cortar el cordón umbilical, iluminar con una luz tenue o poner una música especial, y que los profesionales estén en silencio cuando nazca el bebé para que la primera voz que sienta sea la de su madre.


En general, “puede pasar un buen rato hasta que la madre puede tener su hijo sobre su pecho”, ha explicado el hospital que quiere revertir esta práctica así como la de permitir que el acompañante corte el cordón. Carreras ha señalado que situaciones como esta hacen que “la madre viva su parto como una situación especial y única para recordar toda la vida”.


   La rosa mosqueta, aliada natural contra el dolor articular