​Cerradas 46 asociaciones ilegales de cannabis en Ciutat Vella (Barcelona) por el Govern de Colau

|


Cannabicas precintadas Ciutat Vella (Ajuntament)

Barcelona precinta 46 asociaciones cannábicas en Ciutat Vella. Fuente: Ajuntament de Barcelona


Un total de 46 asociaciones cannábicas ilegales han sido eliminadas del distrito de Ciutat Vella desde que Ada Colau cogiese el mando del Ajuntament de Barcelona


Durante el mandato de los comuns en la capital catalana se ha actuado sobre 61 casos, de los cuales 46 se han precintado o han cerrado voluntariamente, 7 se encuentran en proceso de precinto y en otras 8 se está haciendo seguimiento pero no se detecta actividad.


El Consistorio ha manifestado en un comunicado que la Guardia Urbana y los servicios jurídicos municipales llevan a cabo una “ingente tarea” de inspección y cierre de locales que no cuentan con la licencia pertinente y ha destacado que este trabajo forma parte de la prioridad del Govern de Colau de “garantizar la convivencia y la calidad de vida del vecindario de Ciutat Vella”.


La regidora del distrito Gala Pin ha afirmado en declaraciones a los medios que la acción del Ejecutivo municipal lanza así un mensaje de “tolerancia cero” hacia esta actividad ilegal que, según ha dicho, no está enfocada al consumo apto para la salud, sino en busca de lucro, en parte mediante la captación de turistas.


Por otra parte, Pin ha detallado que en algunos casos investigados se han tomado medidas legales por la distribución a menores o venta de otras  sustancias. Asimismo ha dicho que ahora estudian la manera de actuar contra los captadores (a menudo operan en La Rambla), algo que ha calificado de díficil porque no suelen llevar estupefacientes encima cuando las ofrecen a los viandantes.



Actualmente Ciutat Vella cuenta con un total de 34 establecimientos que tienen licencia para ejercer esta actividad. En estos casos se han hecho inspecciones y seguimientos necesarios para asegurarse que el espacio se adecua a la normativa actual. En mayo de 2016 se aprobó un plan especial urbanístico para regular este tipo de asociaciones, obligándoles a cumplir una serie de requisitos de distancia, superficie, ubicación y criterios técnicos. 


   Alberto Fernández (PP) culpa a Ada Colau de convertir Barcelona en un "zoco de venta ilegal"