La selección de Croacia, a un paso de superar su época dorada en un Mundial

Croacia, un espejo de sus compatriotas del Mundial del 98
|


Croacia 98

La selección croata del Mundial de Francia 1998. Fuente: Action Images/AI Project


La selección croata ha logrado igualar la época dorada de su fútbol al alcanzar las semifinales del Mundial de Rusia 2018, tras vencer a la anfitriona (2-2 y 3-4 en penaltis), como ya hizo en la Copa del Mundo de Francia 1998 logrando un histórico tercer puesto con Davor Suker, Zvonimir Boban y Robert Prosinecki como abanderados.


El Mundial de 1998 supuso el nacimiento de una nación y una selección de fútbol. Croacia jugó aquel torneo como país independiente por primera vez en su historia, y además logró un hito que ha tardado 20 años en volver a lograr: colarse en las semifinales del campeonato internacional.


La anfitriona Francia salió campeona de aquella cita y fue la que privó (2-1) a los croatas de dar la sorpresa en su primera participación mundialista con un doblete de Lilian Thuram. Aun así, realizaron un Mundial prácticamente perfecto con Suker, máximo goleador del torneo con seis tantos, Prosinecki y Boban el capitán, como grandes estrellas del combinado.


El seleccionador Miroslav Blazevic formó un equipo con varios jugadores de talla mundial y otros que jugaban en España. A los ya mencionados, se suman el defensa del Betis Robert Jarni y el delantero Goran Vlaovic del Valencia. Otro nombre a tener en cuenta fue el de Slaven Bilic en la defensa, exentrenador del West Ham y extécnico de la ajedrezada selección.


Este equipo no entraba en las apuestas de candidata al trofeo, pero tras eliminar a Rumanía (1-0) en octavos de final, y endosar la mítica goleada a Alemania (3-0) con las dianas de Suker, Vlaovic y Jarni, hicieron soñar a una joven nación, que finalmente superó a Holanda en la lucha por el tercer puesto con los goles de Prosinecki y Suker.


Ahora, dos décadas después, el equipo dirigido por Zlatko Dalic puede superar esa marca histórica con un conjunto capitaneado por Luka Modric e Ivan Rakitic. Con un juego de toque y jugadores de lucha como son Mario Mandzukic, Ivan Perisic, Domagoj Vida y el para-penaltis Danijel Subasic, Dalic creó el cóctel perfecto para ser uno de los combinados más fiables del Mundial. De esta forma, Croacia se encuentra ante su segunda oportunidad de entrar en el club elitista de las campeonas del mundo.


Sin embargo, a pesar de tener otros jóvenes como Mateo Kovacic, Sime Vrsaljko, Andrej Kramaric, Ante Rebic o Marcelo Brozovic, cuentan con una plantilla para un solo Mundial, como pasó en el 98, ya que muchos jugadores de importancia no podrán llegar a Catar 2022 por una cuestión de edad. Modric (33), Rakitic (30), Mandzukic (32), Subasic (33), Perisic y Vida (29) son un espejo de aquella selección de 'veteranos' de los 90 con los Suker (30), Boban, Prosinecki y Jarni (29).


   La maldición de los sudamericanos en Europa se confirma con la eliminación de Brasil