​El Síndic de Greuges apunta que prohibir el topless en las piscinas es discriminación

|


Piscina (EP)

El Síndic señala que prohibir el topless en piscinas municipales es discriminación. Fuente: Europa Press


La prohibición de hacer topless en las piscinas municipales catalanas es discriminación y una limitación a la libertad de expresión de las mujeres. Así lo considera el Síndic de Greuges de Catalunya en una resolución a raíz de la queja de la plataforma ‘Mugrons lliures’ en referencia a la piscina de l’Ametlla del Vallès (Barcelona).


El dictamen también es crítico con la falta de perspectiva de género de las normativas que regulan el funcionamiento de las piscinas y los criterios que se deben cumplir para el acceso a las mismas. Así valora que estas normas, en su mayoría “restrictivas”, “conllevan una evidente discriminación” hacia las mujeres, ya que tan solo se centran a “regular la indumentaria femenina” como resulta también por el “uso de exceso textil”, en alusión al burquini.


El Síndic señala que no ha encontrado ninguna piscina en que en las normas de acceso, por ejemplo, “se limite el uso de bañador tipo slip o tanga para los hombres”. Y añade el agravio que conlleva “el valor icónico de reivindicación femenina tanto del topless como del burquini”.


Por ello este organismo recomienda a todos los pueblos que disponen de este tipo de instalaciones de carácter municipal “que revisen su normativa de uso con perspectiva de género y respetando la libertad de expresión de las personas usuarias, con las únicas limitaciones que, previstas por la ley, tengan por objeto la salvaguardia del orden, la seguridad, la moral y la salud pública de manera justificada y proporcionada”.


La Generalitat no tiene ninguna regulación específica sobre la indumentaria en las piscinas públicas ni tampoco hace referencia alguna de forma explícita a la práctica del topless. Un decreto otorga a las administraciones locales la potestad sobre estos establecimientos y, por tanto, cada ayuntamiento puede regular reglamentariamente este asunto. 


   L’Illa Diagonal de Barcelona retira su “sexista” campaña de rebajas