​Trabajadores denuncian “deficiencias de infraestructuras y personal” en las cárceles de los presos independentistas

Señalan que el sistema penitenciario catalán no está formado por “cárceles de lujo”
|


Torra en Lledoners (Govern)

Quim Torra, presidente de la Generalitat, en la entrada de la cárcel de Lledoners. Fuente: Govern


La Agrupación de Personal Penitenciario de CCOO de Catalunya ha denunciado las carencias de las cárceles catalanas en las que están los presos independentistas y ha asegurado que el sistema penitenciario catalán “no está formado por prisiones de lujo”.


El sindicato afirma que los centros de Lledoners (donde se encuentra Junqueras, Romeva, Sànchez y Cuixart), Puig de les Basses (Forcadell y Bassa) son de construcción reciente pero “tienen deficiencias de infraestructuras y personal”, al igual que la de Mas d’Enric.


Del resto de prisiones, la organización sindical asegura que se encuentran en “pésimo estado de mantenimiento arrastrando multitud de carencias en las infraestructuras” y sostiene que la ausencia de inversiones y la “endémica” falta de personal aumentan la inseguridad de los trabajadores, los internos y el ámbito penitenciario. “Afecta de manera muy negativa a la seguridad, expresad de manera clara en un índex de agresiones que no ha dejado de crecer en los últimos años”.


CCOO de Catalunya exige de manera “taxativa” a la Generalitat de Catalunya que extreme las medidas de seguridad no solo del interior, sino también del exterior. En este sentido considera que hace falta tomar medidas para evitar que los internos y los funcionarios puedan ser fotografiados o filmados por terceros y evitar que se puedan controlar sus entradas, salidas y horarios de trabajo, ya que se puede obtener información a la que se le puede “dar un mal uso” y que representa "una brecha de inseguridad inadmisible".


Ante el ingreso de los dirigentes independentistas en los centros catalanes y la “posible puesta en cuestión”, los trabajadores defienden su profesionalidad y el cumplimiento de la ley por su parte. Aclaran que el sistema penitenciario y el reglamento “nos obliga a actuar siempre y en todo momento” con pulcritud y neutralidad, “tratando por igual” a todos los reclusos. 


   ​El Govern de Colau denuncia la falta de inversión de la Generalitat en residencias públicas