Altafaj niega que el pago de la Generalitat a The Hague Center fuera para observadores internacionales del 1-O

Exsecretario del Diplocat afirma que se pagó la estancia de delegados parlamentarios por el referéndum ilegal
|


Altafaj

Amadeu Altafaj, exdelegado de la Generalitat en Bruselas, a su llegada al juzgado. Fuente: Europa Press


El exdelegado de la Generalitat en Bruselas, Amadeu Altafaj, ha declarado este martes como investigado ante el Juzgado de Instrucción nº13 de Barcelona, y ha negado que el pago a The Hague Center for Strategic Studies fuera para observadores internacionales del 1-O como recogen informes de la Guardia Civil que constan en el sumario.


Según fuentes jurídicas, ha explicado al juez que se contactó con este instituto para que realizara un informe estratégico sobre riesgos de seguridad y de geopolítica de temas como el Brexit, el conflicto sirio, la llegada de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos, la situación de Rusia y la amenaza yihadista.


Ha detallado que seguía el Plan estratégico de acción exterior y de relaciones con la UE 2015-18 de la Generalitat, que incluía como objetivo promover y defender a Catalunya en Europa y el mundo, por lo que se pidió este estudio estratégico sobre la incidencia en la comunidad catalana de estas cuestiones internacionales.


Altafaj, que solo ha respondido a su defensa, ha confirmado que su delegación, por encargo de la conselleria de Exteriores dirigida entonces por Raül Romeva, hizo dos pagos de 167.065 y 119.700 euros a este instituto, y quedó pendiente el último, de 47.365 euros, porque la Generalitat fue intervenida, así que el informe no se entregó.


Pago a delegados


El exsecretario general del Diplocat Albert Royo, que también ha declarado como investigado, ha explicado que costearon el viaje y los hoteles a varios delegados parlamentarios que les pidieron estar los días cercanos al 1 de octubre, por valor de 40.000 euros.


Y Royo -que ha puntualizado que Diplocat no hacía diplomacia en el sentido clásico- ha asegurado que dichos parlamentarios se reunieron con algunos grupos políticos del Parlament.


En su intervención, solo contestando a preguntas de su abogada, Royo ha desvinculado al Diplocat de la conselleria de Exteriores y ha explicado que es un consorcio público-privado con naturaleza jurídica formado por 39 patronos y que tomaba sus propias decisiones sin depender del Govern.


Ha detallado que el Diplocat nunca recibió ningún apercibimiento de tribunales que le impidiera actuar, y que ya habían invitado a delegados parlamentarios en otras ocasiones, como la consulta del 9N, las elecciones autonómicas del 27 de septiembre de 2015, e incluso por Sant Jordi a libreros.


Otras declaraciones


Este martes también ha comparecido como investigado en el Juzgado el exsecretario general de Exteriores Aleix Villatoro, cuya declaración se ha centrado en desvincular del 1-O del registro de catalanes en el exterior, asegurando que incluía a menores y que era para prestar servicios como la tarjeta sanitaria y el Carnet Jove, entre otros.


Además ha declarado como investigada la exdirectora de servicios de Exteriores Marta Garsaball, que se ha limitado a confirmar que firmó las declaraciones responsables por dos pagos de la Generalitat al The Hague Center desvinculándolos de cualquier acto delictivo.


   La cuenta bancaria del Diplocat refleja al menos 4 pagos directos a tres observadores del 1-O