Banco de ADN de perros en La Seu d'Urgell para multar a los dueños que no recogen las cacas

Este municipio de Lleida es el noveno de Catalunya que identifica las heces de las mascotas
|


Identificaciu00f3n cacas Seu d'Urgell (Ajuntament)

Campaña de identificación genética de heces en la Seu d'Urgell. Fuente: Ajuntament Seu d'Urgell


'Ahora las cacas de tu perro ya tienen propietario', este es el nombre de la campaña iniciada por el Ajuntament de La Seu d'Urgell (Lleida) para la extracción de sangre de perros que son propiedad de los vecinos del municipio para poder identificar su ADN y así multar a los dueños que no recojan las heces de estas mascotas en la vía pública. 'CSI perruno' en la Seu d'Urgell.


El primer teniente alcalde de la localidad, Jesús Fierro, ha avisado a los ciudadanos que la nueva ordenanza municipal de tenencia y protección de animales prevé, en su artículo 39, que los propietarios de perros tienen la obligación de facilitar el ADN al Govern local y que en caso contrario serán sancionados. 


La Seu d'Urgell es el noveno ayuntamiento de Catalunya que activa este sistema de identificación de cacas. La propuesta cuenta con una presupuesto de 43.000 euros y el coste de la extracción de sangre del animal es de 18 euros, mientras que el análisis vale 22.50 euros.


¿Es gratuita la extracción?


La campaña de extracción de sangre tiene dos fases: una gratuita y otra de pago. Aquellos que se acojan a la primera, desde este lunes hasta el 31 de diciembre, no tendrán que pagar por la realización de la prueba; mientras que los que esperen a la segunda tanda, del 1 de enero al 31 de marzo de 2019, pagarán el coste de la extracción.


A partir del 1 de abril del próximo año comenzarán las sanciones. El Consistorio podrá multar a los propietarios que dejen la caca de su perro en la vía pública, ya que se dispondrá de la base d datos de ADN de la mayoría de mascotas del municipio. Desde el Ajuntament recuerdan que hay 3 tipos de sanciones económicas: las leves (de 60 a 300 euros), las graves (de 500 a 1.000 euros) y las muy graves (de 1.000 a 2.000 euros).


Una vez realizado el análisis del animal, el dueño dispondrá de una chapa identificativa con código QR individual que se podrá colocar en el collar del perro y que permitirá acreditar que el propietario “ya forma parte de la campaña antiheces de la ciudad”. La chapa también facilita la recuperación de la mascota en caso de pérdida, ya que puede incorporar los datos del propietario. 


   Práctica guía de cuidados para mascotas en vacaciones