​El Metro de Barcelona hace un ‘stop’ para protestar por las agresiones a sus trabajadores

|


Cau00f1as, Sanz y miembros sindicales

Janet Sanz, Enric Cañas y miembros de los sindicatos del metro. Fuente: Europa Press


Los trabajadores del Metro de Barcelona dicen 'stop' y paran el servicio en toda la red durante dos minutos a las 12.00 horas y las 20.30 horas en protesta por las agresiones que sufren los empleados y por los actos vandálicos contra las instalaciones y trenes. 


Con esta acción, junto con la concentración que han celebrado a las 10.00 horas en la plaza Sant Jaume y que ha sido convocada por CGT, UGT y CCOO, tratan de obligar a las administraciones a implicarse en los ataques que reciben. La segunda actuación ha tenido su resultado, ya que sobre las 10.30 horas Janet Sanz, teniente alcalde de Ecología, Urbanismo y Movilidad,y el consejero delegado de TMB, Enric Cañas, han bajado a la plaza para ofrecer a los sindicatos una reunión este mismo jueves para abordar un problema que en los últimos años se ha incrementado.


El representante de los trabajadores del Metro de CCOO, Baptista Silanes, ha asegurado que la violencia se concentra, mayoritariamente, en grupos de grafiteros y ha denunciado la situación extrema que viven durante su jornada laboral: “Agreden, amenazan e intimidan hasta el punto de que se ven acorralados en trenes y estaciones sin poder salir hasta que alguien les viene a socorrer”.


Silanes ha reclamado también que la Guardia Urbana y los Mossos d’Esquadra se impliquen en este tema que afecta no solo a los empleados sino también a los usuarios. Por último ha criticado que la presidenta de TMB, Mercedes Vidal, escurriera el bulto y les dijera que la competencia en este conflicto era del Área Metropolitana de Barcelona (AMB). 


   ​Detenido un trabajador del Metro de Barcelona por falsificar tarjetas de transporte por valor de 4'4 millones
   Nuevo detenido por la brutal paliza a vigilantes de seguridad del metro de Barcelona
   ​La Generalitat debe a agentes de los Mossos más de 7 millones de euros