La Audiencia Nacional confirma el procesamiento de Trapero y la excúpula de la conselleria de Interior

|


Trapero

Josep Lluís Trapero, major de los Mossos. Fuente: Europa Press


La antigua cúpula de la conselleria de Interior y de los Mossos d'Esquadra también irá a juicio por el Procés. La Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ha confirmado el procesamiento del major Trapero, de la intendente Laplana, del exdirector Soler y del exsecretario de la conselleria de Interior, Cèsar Puig.


A Josep Lluís Trapero se le acusa de delitos de organización criminal y dos de sedición por los hechos ocurridos los días 20 y 21 de septiembre frente a la conselleria de Economía y por la jornada del referéndum ilegal del 1 de octubre; mientras que Pere Soler y Cèsar Puig irán a juicio por organización criminal y un delito de sedición relacionado con el 1-O, y Teresa Laplana por sedición por el asedio al edificio de la Generalitat.


En cuatro autos, los magistrados desestiman los recursos de apelación presentados por los imputados contra el auto de procesamiento dictado por la juez que instruye la causa relacionada con la actuación de los Mossos durante el Procés, Carmen Lamela


El asedio a la conselleria y el 1-O


El fallo del tribunal señala, con respecto al 20 y 21 de septiembre, que resulta evidente las “tibias medidas de seguridad y apoyo” a la comitiva judicial, dispositivo que, según apuntan los magistrados, enmascaraba “una absoluta condescendencia con los hechos”.


En este punto alegan la “pasividad observada conociendo que el edificio contaba con la sola protección de los Mossos d’Esquadra, sin refuerzo alguno a lo largo del día”. Y agregan el hecho de que no se estableciera el perímetro de seguridad “repetidamente” reclamado por los “mandos de la Guardia Civil” o que se “consintiera el asedio” sin medida alguna que “frenase los episodios violentos”.


Sobre el 1-O el escrito apunta que las diligencias demuestran “sin duda” que los responsables de los Mossos, con Trapero a la cabeza, incumplieron el mandato judicial, al simular para la jornada electoral y horas previas “un dispositivo engañoso” que buscaba no solo permitir la celebración de la consulta, sino dificultar “la actuación que en cumplimiento de la Ley” desarrollasen otros cuerpos de seguridad del Estado. Añaden que al inicio esta estrategia se plasmó en moderadas indicaciones dadas por el major de los Mossos y más tarde se tradujo en “pautas de actuación ambiguas en principio y contrarias a las órdenes del TSJ de Cataluña después”.


Por otra parte la Sala recoge que el mecanismo de comunicación entre agentes y mandos para posibles incidencias fue lento e ineficaz, sistema que “no obedeció a razones técnicas” sino “al designio de posibilidad el referéndum”. Detalla también que la movilización de efectivos por parte de la policía catalana fue escasa, de 7.000 cuando en jornadas electorales se ha llegado a 12.000.


Trapero, “correa de transmisión”


Los jueces consideran que el major Trapero, siguiendo las consignas recibidas por superiores y responsables políticos, “incumplió las órdenes emanadas del TSJ y las decisiones del Tribunal Constitucional” para facilitar la celebración del 1-O, “y en esa connivencia hizo de correa de transmisión con sus subordinados”.


La Audiencia Nacional considera que la instrucción revela numerosos indicios que vinculan a Trapero con los delitos que se le imputan y, por tanto, las conclusiones de la magistrada Lamela “no son gratuitas y se asientan en numerosas comprobaciones y actos de investigación policial que señalan al procesado como partícipe.


A continuación, el auto íntegro de procesamiento de Trapero.





   Llarena a un paso de suspender a los diputados presos y fugados tras confirmarse su procesamiento
   Artur Mas aparece en ‘el power point del 3%’
   El Tribunal Supremo desecha la denuncia de Torra contra Rajoy y Santamaría por prevaricación