La alcaldesa de L'Hospitalet, Núria Marín, ve razonable acercar a los presos como "punto de partida"

Confía en un diálogo fructífero Sánchez-Torra aunque el camino "será lento"
|



Núria Marín

Núria Marín, alcaldesa de L'Hospitalet y número dos del PSC. Fuente: Europa Press


La número dos del PSC y alcaldesa de L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona), Núria Marín, ha considerado razonable acercar los presos independentistas a cárceles catalanas y ha abogado por recuperar el Estatut como "punto de partida" del diálogo entre la Generalitat y el Gobierno.


En una entrevista de Europa Press, ha dicho que acercar los presos a las familias sería "un gesto importante: la mayoría de ciudadanos no se sienten cómodos con esta situación y no la desean, y hay que intentar gestionarla y, si es posible, corregirla o aliviarla". "Conocemos a todas las personas que están en la cárcel y entendemos que desde el punto de vista humano lo están pasando muy mal. Me parece muy razonable" que estén en Catalunya, ha añadido.


Considera que "los gestos son importantes en política, pero también ha de haber contenido real: hay que empezar a caminar sin mirar hacia otro lado como si no pasara nada". "El problema existe y los problemas se han de gestionar. No se pueden dejar encima de la mesa, porque van creciendo, se van haciendo más grandes y cuando los quieres abordar ya es tarde", ha advertido.


Para ella, dejar el problema sobre la mesa es lo que hizo el Gobierno del PP, mientras que el del PSOE actuará de forma completamente distinta y apostará por el diálogo desde el principio. Sin embargo ha avisado de que "esto será lento, porque no puede haber giros de 180 grados" de repente y porque el futuro depende de la voluntad de dos partes enfrentadas en los últimos años.


Sin Rajoy ni Puigdemont


"La solución ha venido cuando los dos interlocutores, Mariano Rajoy y Carles Puigdemont, se han ido. Dejemos el pasado e intentemos pasar página; el momento de Puigdemont ya ha pasado", ha defendido, y ha reinvidicado que los presidentes Pedro Sánchez y Quim Torra se reúnan cuando antes para abordar mejoras en el autogobierno catalán.


Marín, que se ha mostrado "moderadamente optimista" con que el encuentro sea exitoso, cree que el diálogo entre ambos debe ir acompañado de una reforma de la Constitución que mejore el encaje territorial y refrende la ciudadanía: "Si llega, habremos hecho suficiente pedagogía como para que tenga apoyo ciudadano. Si no, sería un fracaso que no nos podemos permitir". 


"Catalunya ha de avanzar en su autogobierno. Tenemos un Estatut que salió de Catalunya, y este debería ser el punto de partida de cuál es nuestra posición. Es lo que queremos para Catalunya, además de reformar la Constitución" en clave federal, ha concretado.


La alcaldesa reconoce que la reforma constitucional es un camino difícil que no satisfará al 100% las aspiraciones "ni de los que quieren romper ni de los que quieren retroceder como Cs y el PP, pero sí de una gran mayoría de la sociedad que aspira a mejorar sin romper". 


Sobre si Sánchez debe abordar con Torra el derecho a la autodeterminación, ha dicho que "hay que poder hablar de todo, pero los socialistas no están de acuerdo con ese sistema": "Hay que dar a los catalanes una esperanza, y, lamentablemente, con Mariano Rajoy y el PP se hacía muy difícil ver el camino, la esperanza y la luz hacia donde caminar. Necesitamos que el Estado esté presente en Catalunya y sea un Estado útil para Catalunya y los catalanes".


Y ha añadido que Sánchez tiene muy claro qué piden los catalanes y espera "que el presidente de Catalunya haya aprendido de los errores del pasado y empiece a caminar con la voluntad firme de que, por el bien de los ciudadanos, hay que avanzar". En este punto ha dicho que el Govern debe mantenerse en la legalidad y ha destacado que, de momento, "nada hace sospechar que siga intentando saltarse la ley, más allá de algunas palabras que se quedan en discursos".


"Tenemos una situación mucho más posibilista para poder hacer uso de la política y hablar, ya que el cambio en el Gobierno abre un nuevo escenario que permite hacer ahora lo que se debería haber hecho hace unos años, que es hablar", ha considerado.


Defiende la inmersión lingüística


La socialista catalana ha defendido la inmersión lingüística porque, especialmente en municipios como L'Hospitalet, permite superar barreras y favorece que los alumnos tengan igualdad de oportunidades.


Sobre si su ciudad tiene casos polémicos en escuelas por el Procés como el ocurrido en un instituto en Sant Andreu de la Barca (Barcelona), ha respondido que no: "Tenemos unos 3.000 profesionales de primer nivel que han abordado muchos problemas en los últimos años y que han sabido gestionarlos con éxito".


En cuanto a los lazos amarillos en instituciones públicas como el Parlament y la Generalitat, no lo comparte porque dice que prefiere gobernar para todos, pero pide "discernir entre lo importante y lo accesorio": ella sí iría a la Generalitat a ver a Torra aunque haya un lazo en el balcón, ha dicho, en alusión a Inés Arrimadas.


   ​Núria Marín repetirá como alcaldable del PSC en L’Hospitalet de Llobregat
   Colau reclama presupuesto para viviendas a los Ejecutivos de Torra y Sánchez
   Roger Torrent exige la liberación de los presos soberanistas y una nueva actitud del Gobierno