​Teresa Cunillera, firme defensora del ‘no’ del PSC a Rajoy, nueva delegada del Gobierno en Catalunya

|


Teresa Cunillera (Congreso)

Teresa Cunillera, exdiputada del PSC, se perfila como delegada del Gobierno en Catalunya. Fuente: Congreso


La exdiputada del PSC en el Congreso, Teresa Cunillera, se perfila como nueva delegada del Gobierno en Catalunya en sustitución de Enric Millo. Será nombrada en el cargo previsiblemente en el Consejo de Ministros de este viernes, tal y como han explicado fuentes socialistas a Europa Press.


Cunillera (Lleida, 1951) entró en 1982 como diputada en el Congreso, escaño que asumió casi ininterrumpidamente hasta 2015, y fue vicepresidenta de la Cámara Baja entre 2008 y 2011. En Moncloa ha ejercido como directora del gabinete del ministro de Relaciones con las Cortes y como asesora del gabinete del ministerio de Presidencia del Gobierno.


Con una dilatada carrera en Madrid, siempre ha sido una figura de enlace entre el PSC y el PSOE. La histórica socialista ha sido representante del PSC en la Comisión Gestora del PSOE que pilotó el partido hasta la reelección de Pedro Sánchez como secretario general. En Catalunya, es cercana al primer secretario del PSC, Miquel Iceta, a quien apoyó en las primarias frente a Núria Parlón.


Cunillera fue una de las férreas defensoras del ‘no’ del PSOE de Pedro Sánchez a la investidura de Mariano Rajoy y cuando el partido giró el sentido de voto a la abstención –facilitando así la toma de posesión del gallego-, abogó por el voto negativo del PSC, posicionamiento que supuso una crisis de relación, que finalmente fue reconducida, entre socialistas catalanes y la dirección.


La política renunció al acta en enero de 2016 y ahora vuelve para ocupar la que se ha convertido en los últimos meses por el Procés en la delegación autonómica más mediática de España.

 

   ​Maragall anuncia la reapertura de las ‘embajadas’ catalanas de Londres, Roma, Berlín, Ginebra y Washington
   ​Carles Puigdemont denuncia la marca Pig Demont por “ofensa y vejación”
   La alcaldesa de Girona, Marta Madrenas, califica de “show” la ‘operación Aquarium’