Ryanair reclama medidas urgentes para evitar el colapso del tráfico aéreo europeo este verano

|


Controladores ENAIRE (Cedida EP)

Controladores ENAIRE. Fuente: Cedida a Europa Press


La aerolínea Ryanair ha instado a la Comisión Europea y a los gobiernos europeos a que tomen medidas urgentes para frenar el "alarmante" deterioro de los servicios de control aéreo en Europa a lo largo de mayo y junio y evitar el bloqueo total de estos servicios durante el verano. En su opinión, la falta de personal de control el tráfico aéreo y las huelgas están perjudicando de forma muy importante a millones de pasajeros.


Según sus datos en mayo de 2018 más de 117.000 vuelos sufrieron retrasos, el 61% (más de 71.000 vuelos) a causa de la falta de personal y las huelgas en los servicios de control aéreo. Además más de 56.000 vuelos sufrieron retrasos de más de 15 minutos, cuadruplicando los 14.000 vuelos que sufrieron retrasos de esta magnitud en mayo de 2017.


Los retrasos debidos al mal tiempo explican el 39% del total de vuelos retrasados (45.000 vuelos), cuadruplicando los 11.000 retrasos causados por el mal tiempo en mayo de 2017. Según Ryanair, la mayoría (casi el 60%) de estos retrasos debidos al mal tiempo tuvieron lugar los viernes y sábados y no el resto de la semana, "lo que sugiere que los proveedores de control aéreo están utilizando el mal tiempo para tapar su falta de personal".


Los retrasos se triplican


La Unión Europea ha establecido como objetivo una media de 0'5 minutos de retraso por vuelo en 2018. Sin embargo, las previsiones actuales para 2018 se acercan a los 1'5 minutos por vuelo, una cifra que casi triplica el objetivo establecido.


El pasado mes de mayo, Ryanair canceló algo más de 1.000 vuelos, casi todos debidos a huelgas o falta de personal en los servicios de control aéreo. Esta cifra es 24 veces mayor que los 43 vuelos que la aerolínea canceló el mismo mes del año pasado. En mayo de 2018, easyJet canceló 974 vuelos, en contraste con los 117 que canceló en mayo del año anterior.


"Por todo ello instamos a los gobiernos de Alemania y de Reino Unido, así como a la Comisión Europea, a que emprendan acciones decididas de forma urgente para asegurar que los servicios de control aéreo cuentan con suficiente personal y que las huelgas nacionales no afecten a los aviones que sobrevuelan su espacio aéreo", asegura el consejero delegado de Ryanair, Michaerl O'Leary.


En su opinión, los proveedores de control aéreo en Europa se están aproximando a un punto de colapso total, en el que se están cancelando cientos de vuelos diarios "por el simple hecho de no contar con el personal suficiente para cubrirlos". "Los gobiernos de Reino Unido y Alemania, así como la Comisión Europea, deben tomar medidas urgentes. Si no lo hacen y esta crisis en el control aéreo no se aborda, miles de vuelos y millones de pasajeros se verán perjudicados, sobre todo durante la temporada alta de los meses de julio y agosto", advirtió O'Leary.



   Multa de 1'8 millones para Ryanair por los vuelos cancelados
   Ryanair reconoce a su primer sindicato en 32 años de historia
   FACUA denuncia a Ryanair ante la Agencia Española de Seguridad Aérea