​Grande-Marlaska apunta como prioridad la retirada de los alambres de cuchillas de las vallas de Ceuta y Melilla

|


Valla Melilla (Amnistu00eda Internacional)

Valla fronteriza de Melilla. Fuente: Amnistía Internacional


El ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha anunciado este jueves que tiene la intención de retirar los alambres de cuchillas de las vallas situadas en las fronteras terrestres de Ceuta y Melilla con Marruecos y que para ello piensa pedir un “informe complementario”.


“Haré todo para que las concertinas puedan ser retiradas”, ha prometido en una entrevista a Onda Cero en la que ha afirmado que retirar estos alambres de púas es una de las “principales voluntades” de su departamento y “que haya un informe realmente complementario para que realmente se puedan adoptar otras medidas” porque no se puede “llegar a esos niveles”.


En este sentido ha argumentado que “si estamos hablando de solidaridad, de respeto a la dignidad de las personas, controlando los flujos migratorios, porque lo uno no quita lo otro; ayudando en origen, colaborando con las autoridades de esos países y si después de todo, hemos fallado porque no hemos podido conseguirlo y esas personas ya están al lado de la valla, pues creo que es razonable”.


Las concertinas son alambres equipados con cuchillas cortantes que fueron instaladas en las vallas fronterizas de las ciudades autónomas en el año 2005 por el Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero, aunque 2 años después el mismo Ejecutivo ordenó retirarlas de parte del vallado de Melilla por las heridas que causaba a los que intentaban cruzar.


En 2013, el gabinete de Mariano Rajoy decidió colocar más concertinas, que no solo coronarían el perímetro como hasta el momento sino que se pondrían también a pie de alambrada y en el intervallado, algo que provocó numerosas críticas de entidades sociales y de grupos. De hecho, en 2014 el ahora presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se comprometió a retirarlas en el caso de que llegase a La Moncloa.


Las ONGs SOS Racismo Madrid, Amnistía Internacional España, la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) y Save the Children aplauden que el ministro del Interior haya anunciado su intención de retirar las concertinas pero le piden que no se quede en “palabras bonitas” y termine además con los rechazos en frontera, las conocidas como “devoluciones en caliente”.  


   ​El ministro Grande-Marlaska, a favor del traslado de los presos independentistas a Catalunya
   ​Màxim Huerta dimite y se convierte en el ministro más breve de la democracia española
   El Aquarius transferirá 500 migrantes a barcos italianos y viajarán a España