​Màxim Huerta dimite y se convierte en el ministro más breve de la democracia española

El escritor renuncia convencido de su inocencia y cargando contra la "jauría"
|


Dimisiu00f3n Huerta

Màxim Huerta, exministro de Cultura y Deporte. Fuente: Europa Press


Màxim Huerta ha anunciado este miércoles su dimisión como titular del ministerio de Cultura y Deporte, cargó del tomó posesión el pasado 7 de junio. Con solo una semana de mandato se convierte en el ministro más breve de la democracia española.


El periodista y escritor ha comunicado su decisión en una rueda de prensa desde el ministerio, después de reunirse con Pedro Sánchez y de que este miércoles por la mañana El Confidencial haya publicado información relativa a las dos sentencias que en mayo de 2017 le impusieron por haber defraudado a Hacienda 218.322 euros a lo largo de 3 ejercicios fiscales, durante su etapa como colaborador en un programa de televisión.


"No es una condena por fraude, es una multa porque perdí una demanda que yo mismo interpuse contra Hacienda"

Huerta ha destacado que renuncia al cargo “convencido” de su “inocencia” y ha asegurado que se va con la “misma humildad” con la que llegó hace una semana. En esta línea ha explicado que las informaciones publicadas hoy no hacen referencia a una condena por fraude, sino a una multa y ha criticado que sus explicaciones no importan porque la sociedad vive “ahogada en el ruido y la desinformación”.


El ya exministro ha reiterado, como ya hizo a primera hora de la jornada, que está “al corriente de sus obligaciones fiscales”, después de haber sido aconsejado en aquel entonces “como tantos creadores o presentadores”. Y ha añadido que lo que se ha buscado con estas acusaciones ha sido “minar el proyecto de regeneración y transparencia” del presidente del Gobierno, algo que, ha manifestado, no va a permitir.


Así ha sostenido que entre 2006 y2008 tributó a través de una sociedad limitada, algo que era “lo común” y que no era “ilegal en ese momento”, tal y como se ha encargado de resaltar en varias ocasiones, hasta que el ministerio de Hacienda decidió revisar todos esos casos que afectaron también a otros profesionales que habían cotizado de esa manera en los años anteriores.


En este punto ha justificado que ya pagó al fisco y ha puntualizado que no se trata de una condena por fraude fiscal: “No es una condena por fraude, es una multa porque perdí una demanda que yo mismo interpuse contra Hacienda para reclamar mis derechos, como tanta gente creadora”, ha reiterado. En cualquier caso ha calificado de “estéril” esta defensa porque “lo que importa es el bombardeo” e ir contra él.


La “caza de brujas” de Montoro


“En aquel momento se llegó a decir que aquellas inspecciones, retroactivas, eran una caza de brujas contra críticos con aquel Gobierno”, ha dicho en referencia al departamento que entonces dirigía el dirigente popular Cristóbal Montoro. 


“Pero hoy ya da absolutamente igual”, ha lamentado, para denunciar que “corren nuevos tiempos en los que hasta los inocentes prefieren irse antes de que cualquier sombra de sospecha salpique a los que quieren poner un nuevo rumbo, un nuevo tiempo y aire fresco. Política limpia”.


“Por encima de lo personal está todo lo demás y eso hay que salvaguardarlo” 

Por ello cree haber pagado la sanción “dos veces”: “La primera abonando lo que Hacienda me pidió con efecto retroactivo por hacer algo que no era ilegal, y la pago ahora por segunda vez consciente de que la inocencia no vale nada ante esta jauría”, ha reiterado, después de recordar que “para defender aquello que se ama, a veces hay que retirarse”.


Nombramiento “extravagante”


Por otra parte ha indicado que desde el principio ha sido el “blanco de las críticas” y su nombramiento ha sido calificado como “extravagante” por haber trabajado en “en un medio que todos ven y que todos demonizan”. No obstante ha expresado que asumió “ilusionado y convencido” el puesto de ministro y que lo asumió “consciente de todo el trabajo que este país tiene por delante para recuperar y dar brillo a la mayor riqueza que tenemos: la cultural”.


“Por encima de lo personal está todo lo demás y eso hay que salvaguardarlo”, ha remarcado Huerta, quien ha asegurado marcharse convencido de que se “necesita transparencia” y ese ha sido su objetivo “desde las 9 de esta mañana”, en alusión al momento en el que se publicó la noticia. “Esa es la diferencia con los demás, no hay nada turbio y esa es la diferencia que quiero remarcar hoy”.

"Me voy para no partirme yo, para que el ruido de toda esa jauría no rompa este proyecto ilusionante" 


Amor por la cultura


A continuación ha resaltado partir “con la admiración de quien ama su trabajo por encima de las muchas dificultades que en España ha habido con la cultura” y ha enfatizado que “ama la cultura más que nada”. El exministro ha anunciado que seguirá trabajando por ella cada día a través de acciones como comprar libros, entradas de conciertos… y mostrando “interés por los problemas de los creadores que hasta hoy se habían sentido huérfanos”.


En este sentido ha incidido que con su dimisión podrá “colaborar más en este sueño que tanto me gusta: que la cultura vuelva a tener el sitio que merece, que es para lo que se recuperó este ministerio”. Y ha finalizado su comparecencia, en la que no ha hecho alusión al Deporte, con una cita de Lope de Vega. “Escribió ‘ir y quedarse y con quedar partirse’. Me voy para no partirme yo, para que el ruido de toda esa jauría no rompa este proyecto ilusionante y en el que creo: un proyecto que la cultura y este país necesitan”, ha concluido. 





Màxim Huerta se convierte en el ministro que menos tiempo ha ejercido el mandato, superando así Román Escolano, ministro de Economía en 2017 durante el Gobierno de Mariano Rajoy y que ejerció el cargo 85 días; y a José Luis García Ferrero, nombrado por Leopoldo Calvo Sotelo en 1981 como titular de Agricultura y que solo duró 81 días en el puesto. 


   Sánchez se comprometió en 2015 a echar a todo aquel que creara una sociedad para pagar menos impuestos
   Cs evita por ahora pedir la dimisión y el PP exige el cese del “defraudador” Huerta
   ​Podemos solicita la dimisión inmediata de Màxim Huerta