GRUPO F

Las selecciones del Mundial de Rusia a examen: Alemania, la reina que quiere conservar la corona

|


Mundial Rusia


La selección de Alemania defenderá el título de campeón del mundo conseguido en Brasil hace cuatro años, en una cita a la que se presenta con algunas renovaciones, pero con la base sólida que triunfó en 2014 y que recuerda el estilo impuesto por su seleccionador, Joachim Loew, desde hace una década.


Alemania siempre está entre las favoritas. Suma cuatro títulos, ocho finales y totaliza 13 presencias entre los cuatro mejores. Da igual quién represente a 'Die Mannschaft' porque la historia siempre respalda a uno de los equipos más competitivos del mundo.


Desde 2002 nunca falló a las semifinales y en la actualidad retiene un título ganado a pulso tras rondarlo en varias ocasiones desde la llegada de Loew al banquillo. En el recuerdo queda el 1-7 endosado a Brasil en semifinales en 2014, además de haber instalado un estilo atractivo y alejado del fútbol más primitivo.


La cantera alemana se ha encargado de cambiar el prototipo de futbolista en los últimos años. La capacidad de reinventarse llevará a Loew a configurar un equipo que mezcle la experiencia de Muller, Kroos, Ozil o Khedira con la juventud de Kimmich, Draxler, Goretzka o Werner.


Tanta cantera tiene que fue capaz de dar descanso a los más expertos para ganarle a Chile la Copa Confederaciones con parte de la selección Sub-21 y ganarle el título continental de esta categoría a los Asensio, Saúl y Ceballos al mismo tiempo. Esto ha provocado que Loew haya tenido que prescindir en su lista del héroe de 2014, Mario Goetze, lejos de su mejor forma, y del pujante Leroy Sané.


El reto será mayúsculo, no sólo por la presión de revalidar el título, sino porque ninguna selección lo ha conseguido desde principios del siglo pasado. Italia, en 1934 y 1938, ha sido la única hasta la fecha capaz de conseguirlo. Un añadido para el combinado germano, que acude a Rusia con un currículo inmaculado tras la fase de grupos de clasificación europea.


Alemania ganó sus 10 partidos y lo hizo con una autoridad soberana. No necesitó repescas, ni milagros, esas son palabras que el fútbol alemán desconoce. Marcó 43 goles y encajó solo cuatro pese al cambio obligado en la portería ya que el meta del Bayern Manuel Neuer se pasó la temporada recuperándose de una lesión en el pie izquierdo.


Por suerte para Alemania, su sustituto ha sido el cancerbero del FC Barcelona, Marc André Ter-Stegen, quien ha tenido una temporada sobresaliente en Can Barça, pero que parece que tendrá que ir al banquillo tras la recuperación del titular, que ya jugó en el amistoso ante Austria, en las últimas grandes citas.


La maquinaria alemana se construye en base a Mats Hummels, Jerome Boateng o el atrevimiento de Joshua Kimmich en defensa, con el talento de Gundogan -que ha hecho un gran año en el City-, Mesut Ozil y Julien Draxler en el centro del campo, siempre liderados por Toni Kroos, además de la experiencia del multiusos Muller, a seis goles de alcanzar a su compatriota Miroslav Klose como máximo goleador de los Mundiales (16), y Marco Reus en ataque junto al picante de Timo Werner.


Un cóctel excelente, jugadores todos de primer nivel, que buscarán acomodarse el camino a las rondas finales en un grupo que deberían pasar sin problemas frente a Suecia, México y la República de Corea, aunque no llega en su mejor racha tras ser incapaz de ganar sus últimos cinco amistosos, empatando con Inglaterra, Francia y España, y perdiendo con Brasil y Austria. Pero la número uno del ranking FIFA tiene todo para volver a repetir una gran actuación en Rusia. El prestigio de 'Die Mannschaft' está en juego.


KROOS, LA BRÚJULA


No resulta sencillo encontrar en la perfecta amalgama que posee la actual campeona del mundo un jugador que sobresalga por encima de otro, pero, sin duda, la figura de Toni Kroos ha crecido en el panorama continental en los últimos años.


El centrocampista del Real Madrid Toni Kroos, de 28 años, es el auténtico líder de la selección alemana, donde, al igual que sucede en el conjunto madridista, ha alcanzado la plenitud de su madurez futbolística, que pondrá al servicio en su tercera Copa del Mundo consecutiva.


El medio germano, un futbolista que posee un exquisito toque de balón que añade a su disciplina defensiva y buen disparo lejano, llega a Rusia tras proclamarse campeón de Europa por cuarta vez y dispuesto a manejar el juego de su equipo, y será el encargado de dirigir la manija del juego germano y ser la perfecta conexión defensa-ataque.


LOEW, LA PACIENCIA Y EL ÉXITO


El seleccionador alemán es uno de los motivos de éxito del equipo. Desde su llegada en 2006, como ayudante de Jurgen Klinsmann para el Mundial que celebraron en casa, la federación siempre depositó su confianza, muestra de ello fue ofrecerle el cargo cuando su antecesor lo dejó.


Loew fue fiel a su idea de defender con el balón, de dominar al rival desde la superioridad técnica y de convertir a la vieja Alemania en un equipo gustoso y valiente. Subcampeón de Europa en 2008 y tercer clasificado en Sudáfrica 2010 -ambas con España como verdugo-, Loew resistió a su idea para proclamarse campeón del mundo cuatro años después.


De momento, este exdelantero, que pasó la gran parte de su carrera en equipos de poco brillo, sigue gozando de la confianza de su federación que ya le tiene atado hasta 2022, motivo de momento para cerrarle la puerta al fútbol de clubes.


FICHA TÉCNICA.


--Participaciones en Mundiales: 19 (1934, 1938, 1954, 1958, 1962, 1966, 1970, 1974, 1978, 1982, 1986, 1990, 1994, 1998, 2002, 2006, 2010, 2014 y 2018).

--Títulos: Cuatro (1954, 1974, 1990 y 2014).

--Mejor resultado: Cuartos de final (1970 y 1986).

--Cómo se clasificó: Primero del Grupo C de la clasificación europea.

--Calendario primera fase:

17/06 17.00 Moscú Alemania-México.

23/06 20.00 Sochi Alemania-Suecia.

27/06 16.00 Kazán Corea del Sur-Alemania.


   ​Fernando Hierro recoge el testigo de Lopetegui como seleccionador de España
   Lopetegui, a la calle
   Todos los estadios del Mundial de Rusia 2018