​Junqueras no pone “el listón demasiado alto” y pide a Sánchez “respeto” a Catalunya

El líder de ERC evita hablar de su relación con Puigdemont: “Todo el mundo tiene sus motivos”
|


Puigdemont y Junqueras

Junqueras y Puigdemont. Fuente: Europa Press


El exvicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, ha vuelto a pedirle al presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, que trate con respeto al Govern de Catalunya: “Es lo mínimo que podemos esperar, no pongo el listón demasiado alto”.


El líder de ERC, en la cárcel de Estremera desde el pasado mes de noviembre, ha apuntado en una entrevista contestada a Catalunya Ràdio por escrito este fin de semana desde la prisión, que el nuevo jefe del Ejecutivo central tiene que escoger entre dos caminos: “Pedro Sánchez deberá elegir si quiere hacer cambios superficiales como Zapatero o ser un estadista. Es decir, puede arriesgar o puede quedarse en postureo progresista”.


Por ello le ha reclamado al socialista tener gestos con Catalunya. “Hay diversos posibles y uno muy claro”, ha manifestado el republicano, que preguntado por si su libertad está ahora más cerca con el PSOE en La Moncloa, ha señalado que “ojalá”, aunque “no han emitido ninguna señal en esta línea” por lo que no espera demasiado de este Gobierno.


Sobre su situación en prisión ha expresado que la parte más dura de estar encarcelado es la familiar y ha lamentado que hagan sufrir a su entorno para castigarle: “Me pregunto qué tipo de gente lo decide. Ya no es venganza, es encarnizamiento”.


En relación al video grabado en la prisión en la que aparece él, Forn y Romeva, ha afirmado que desconocían que esas imágenes se habían grabado y ha agregado que, si bien no son imágenes degradantes, no se puede dar “carta blanca” a estas grabaciones ya que significaría autorizar una intromisión en sus vidas privadas.


Respecto al nuevo presidente de la Generalitat, ha opinado que si ha llegado al cargo será porque tiene virtudes suficientes, aunque seguro que también defectos: “Quim Torra es ahora el presidente de la Generalitat y no seré yo quien cuestione su opinión cuando apenas ha arrancado la legislatura”. Y ha añadido que el dirigente catalán y Carles Puigdemont “son dos caracteres y maneras de hacer diferentes que seguro que quieren lo mejor” para los catalanes.


En cuanto a la acción del Govern catalán ha afirmado que ahora no es el momento de fechas o hitos relevantes y ha apostado por trabajar para hacerlos posibles e ir madurando hasta que el movimiento sea imparable. 


“No quiero parecer ingenuo y todavía menos ser yo quien vuelva a poner una cuenta atrás en hitos tan determinantes. Tenemos que trabajar para hacerlo posible, ir madurando hasta que sea imparable”, ha sostenido Junqueras, que ha matizado que esto no significa renunciar a los “objetivos democráticos” de Catalunya, pero ha considerado que el mejor camino “será siempre el más amplio, el que permita sumar más gente. Y este no es necesariamente el más recto”.


Por último, preguntado por su relación con Puigdemont –quien hace un par de días apuntó que le había enviado dos cartas a Junqueras y que no había obtenido respuesta alguna del republicano- ha evitado pronunciarse sobre esta cuestión. Así se ha limitado a decir que no es el momento de reproches y que desea acierto y suerte a todos: “No es el momento de reproches. No toca (…). Suerte y aciertos a todos. Todo el mundo tiene sus motivos”. 


   Aragonès avisa de que no olvidarán el 1-O a cambio de un nuevo "modelo de financiación"
   Iceta apunta que Sánchez y Torra deben tener una "exigencia mutua de lealtad y confianza"
   Borrell advierte que “Catalunya está al borde del enfrentamiento civil”