La ministra de Política Territorial, Meritxell Batet, a favor del acercamiento de los presos independentistas

"No saldremos del conflicto con un referéndum"
|


Meritxell Batet

Meritxell Batet, ministra de Política Territorial. Fuente: Europa Press


La ministra de Política Territorial y Función Pública, Meritxell Batet, se ha mostrado este sábado a favor del acercamiento de los líderes independentistas presos a cárceles catalanas, sin embargo ha advertido de que se trata de una decisión del juez y no del del Gobierno: "Está bien que lo pidan y yo vería con buenos ojos el acercamiento a Catalunya, pero es decisión del juez".


En una entrevista a El Periódico la diputada del PSC en el Congreso ha reiterado su apuesta por el diálogo entre Generalitat y Estado y ha afirmado que Pedro Sánchez está dispuesto "a escuchar, dialogar y consensuar, pero no servirá de nada si no lo está la otra parte". 


Preguntada por si sería favorable a un indulto -como así defendió Miquel Iceta, secretario primero del PSC durante la campaña electoral del 21-D- en caso de que fueran condenados, ha evitado entrar a valorar esta medida porque todavía no hay una condena, aunque ha dejado la puerta abierta: "Cada cosa a su momento". 


Por otra parte ha insistido en que una de las cuestiones que se pueden abordar en esa negociación con el Govern de Quim Torra son los 45 puntos que entregó el expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, al exlíder del Gobierno central, Mariano Rajoy, ya que sobre estos asuntos "se puede avanzar". "Hay margen si otras fuerzas políticas tienen esta misma predisposición, porque las mayorías parlamentarias son las que son. Nosotros solo tenemos 85 diputados y sabemos que hay fuerzas que no nos lo pondrán fácil. Espero que haya otras que sí se avengan a hablar e impulsar cambios determinantes", ha puntualizado. 


Asimismo ha explicado que el Ejecutivo de Pedro Sánchez revisará pronto los recursos registrados ante el TC por parte del Gobierno del PP para impugnar leyes aprobadas en el Parlament. En este punto ha añadido que "muchas afectan a leyes sociales" y ha reinvidicado que la voluntad del gabinete socialista es "disminuir la conflictividad y hablar de Gobierno a Govern para cambiar cosas menores y evitar los recursos". 


Por último ha manifestado que "en Catalunya no puede haber vencedores y vencidos", por lo que ha defendido que el diálogo no debe basarse en venganzas ni rendiciones, sino en encontrar acuerdos y consensos. Aun así ha alertado de que la solución a la situación catalana no es un referéndum: "No saldremos del conflicto con un referéndum. Desempatar en una votación que no lleva a ningún sitio". "No se trata de desempatar en una votación, sino de hallar una solución de consenso en la que una inmensa mayoría de la sociedad se sienta identificada", ha concluido. 


   La ANC acuerda impulsar un plan para denunciar "violaciones de derechos" en Catalunya ante la ONU
   Torra celebra que el Gobierno apueste por la reforma constitucional pero avisa de que el Govern parte del 1-O
   La ministra socialista Meritxell Batet aboga por una reforma constitucional de forma "urgente"