La concejal de la CUP, Maria José Lecha, deja el Ajuntament decepcionada con el Govern de Colau

|


Lecha

Maria José Lecha renuncia al acta de concejal de la CUP en Barcelona. Fuente: Europa Press


La hasta ahora presidenta de la CUP Capgirem en el Ajuntament de Barcelona, Maria José Lecha, ha afirmado este viernes que abandona el Consistorio “satisfecha” por el trabajo hecho, pero se va 'repartiendo leña' y criticando que la ciudad no ha mejorado durante el mandato de Ada Colau: “Un fraude”.


“El Govern municipal ha sido un fraude para los vecinos, que tenían todas las esperanzas puestas en la lucha por el bien común que habían prometido y no ha sido así”, ha subrayado la cupaire en una rueda de prensa en la que ha apuntado que no negarán que Barcelona ha ganado en algunos aspectos, como movilidad con carriles bici o viviendas sociales previstas, aunque ha dicho que han sido medidas por debajo de las promesas de BComú


“Solo faltaría que un gobierno que puso todas las esperanzas en que cambiaría radicalmente la ciudad no hubiera hecho ni esto”, ha sentenciado la anticapitalista, para quien la capital catalana sigue dando una imagen que favorece a los lobbies turísticos, mientras que continúa la precarización laboral y las externalizaciones, y ha añadido que las medidas impulsadas por los comuns “les sirven para dar una imagen transformadora que no es real ni de lejos”.


La dirigente de la CUP, formación que decidirá en asamblea el 1 de julio si vuelve a presentarse a las municipales, ha afirmado que en estos 3 años de mandato ha hecho todo lo que ha podido y sabido y que ha aprendido mucho de otras personas y del funcionamiento de la institución: “Salgo satisfecha por todo el trabajo hecho y por todas las aportaciones que hemos hecho”.


Sobre su marcha, ha señalado que su intención era terminar el mandato, pero que deja el acta porque en julio empieza el proceso de prejubilación en el Hospital de Sant Pau, por lo que deberá trabajar en el equipamiento sanitario, algo que ha explicado que desconocía ella y también el hospital y recursos humanos del Ajuntament.


Preguntada por los medios ha manifestado que no contempla repetir como concejal una vez finalizado el proceso de prejubilación: “La CUP no tiene liderazgos y vemos como otros grupos políticos están hablando, con una muestra de escaparate, de figuras visibles, pero no hablan del modelo de Barcelona”.


   Colau se ofrece como intermediaria entre el Gobierno de España y la Generalitat
   Ciudadanos exige a Ada Colau que retire el lazo amarillo de la fachada del Ajuntament de Barcelona
   El Ajuntament de Barcelona pide a Airbnb retirar otros 2.500 pisos turísticos ilegales