Puigdemont dice que también le grabaron a él en la cárcel alemana “vestido de prisionero”

|


Puigdemont

Carles Puigdemont, expresidente de la Generalitat. Fuente: Europa Press


El expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, afirma que a él también le grabaron en la prisión alemana de Neumünster. El líder de JxCat ha lamentado que un “desaprensivo” tomó imágenes suyas en la cárcel y ha denunciado que está intentado venderlas en España.


El exdirigente catalán ha detallado en una entrevista a Rac1 que en el video aparece en el patio del centro penitenciario “vestido de prisionero”, con un chándal de color verde, y aunque ha dicho que no lo ha visto sí le han alertado personas que han tenido acceso al mismo.


En este punto ha aprovechado para criticar los “errores de seguridad graves” que permiten que se tomen este tipo de imágenes, en referencia también a las publicadas sobre los exconsellers Junqueras, Forn y Romeva en Estremera. En este caso Instituciones Penitenciarias ya ha localizado al autor: se trata de un interno del mismo módulo que se encontraba ahora de permiso.


Sobre este material Puigdemont ha dicho que se ha negado a verlo “por ética personal” y para “no contribuir a difundirlas”, y ha añadido que a pesar de que se busque con esa grabación normalizar la situación de los presos, se ha conseguido el efecto contrario.


Preguntado por si mantiene el contacto con su exvicepresidente de Govern y líder de ERC, Oriol Junqueras, ha dicho que le ha enviado dos cartas, una de ellas desde la prisión alemana, pero que no ha recibido respuesta: "Le he enviado cartas, pero no me pongo como remitente porque no sé si le llegaría y poco le podría decir. Le he enviado dos cartas".


Asimismo ha detallado que también ha escrito a otros exconsellers encarcelados y que algunos sí le han agradecido la misiva, pero ha justificado no haberles escrito más por tener “dificultades para enviar una carta y que entre de forma segura”.


En cuanto a su detención en Alemania ha indicado que se hizo “con una educación exquisita y una profesionalidad total”, el mismo trato correcto que, ha dicho, recibió en el centro penitenciario de Neumünster, donde estuvo 12 días que vivió, según él, como una experiencia periodística, preguntando a los otros presos por sus historias.


   Quim Torra denuncia a Alfonso Guerra y le envía dos libros
   Albiol sobre el acercamiento de presos independentistas: “No estamos hablando de Vietnam”
   El Govern pide a Interior investigar las imágenes de Junqueras, Forn y Romeva en Estremera