La vista para revisar los procesamientos de Puigdemont y otros imputados, suspendida por un error

|


Jordi Cuixart

Jordi Cuixart, presidente de Òmnium (archivo). Fuente: Europa Press


La Sala Segunda del Tribunal Supremo ha suspendido la vista prevista para este miércoles para estudiar los recursos del expresidente Carles Puigdemont y otros 14 investigados por el Procés contra el auto en el que el juez Llarena confirmó sus procesamientos debido a un error en la tramitación con el escrito del presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart.


Según han informado fuentes de las defensas la vista ha llegado a comenzar, cerca de la 10.45 horas, pero ha durado tan sólo unos minutos, ya que alguno de los letrados han alegado motivos de indefensión, como ha sido el caso de la representante legal del presidente de Òmnium.


Cuixart presentó un recurso de reforma ante el magistrado, subsidiario de apelación a la Sala y el hecho de que haya ido directamente ante la instancia superior al instructor ha hecho que se hayan "saltado la tramitación" que corresponde, según han explicado las fuentes consultadas. Es decir, la abogada del líder de la asociación catalana, Marina Roig, no ha podido presentar alegaciones, ni pedir documentación para sustentar sus tesis ante la Sala de lo Penal, ni el resto de partes se han podido adherir o manifestar en contra.


Ante esto, los jueces Miguel Colmenero Menéndez, Alberto Jorge Barreiro y Vicente Magro Servet han emplazado a los letrados el próximo lunes, pero debido a que el plazo de 5 días para presentar alegaciones no se cumpliría, la vista para estudiar estos recursos se ha aplazado finalmente sin fecha.


Admitido a trámite el recurso de Vox


Otro motivo del aplazamiento de la sesión prevista ha sido la admisión a trámite del recurso presentado por la acusación popular ejercida por Vox -que también se iba a estudiar- que insistía en que el expresidente Artur Mas y la presidenta de la AMI, Neus Lloveras, deben estar también procesados.


Las defensas han apostillado que la ley no permite la apelación contra la denegación de un procesamiento, como fue el caso de estos 2 políticos, pues según explicó el instructor en su auto del pasado 9 de mayo no se ha incorporado ningún elemento probatorio que les vincule con el ejercicio de la violencia desplegada ni con que previeran su utilización en el momento en el que desplegaron su actuación.


La Sala revisaba este miércoles los recursos de Puigdemont, del exvicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras; el expresidente de ANC, Jordi Sànchez; los exconsellers Jordi Turull, Josep Rull, Raül Romeva, Dolors Bassa, Clara Ponsatí (huida en Escocia), Lluís Puig (fugado en Bélgica) y la expresidenta del Parlament, Carme Forcadell, todos ellos procesados por rebelión y algunos por malversación. También los correspondientes a los exmiembros de la Mesa Joan Josep Nuet y Anna Simó, acusados de desobediencia; los exconsellers Carles Mundó y Santi Vila, de desobediencia y malversación; más el relativo a Jordi Cuixart, anteriormente mencionado.


Los recursos son en contra del auto del 9 de mayo en el que el juez confirmó 22 procesamientos y apuntó por primera vez a la posibilidad de que los hechos puedan ser calificados como conspiración para la rebelión, reafirmándose en que concurre el requisito de la violencia para imputar este delito. Asimismo, indicó que en el "caso hipotético" de que no se acredite que esa violencia iba dirigida a conseguir la independencia de Catalunya se podría atribuir a los procesados el delito de sedición.


   La Guardia Civil acredita que la Generalitat comprometió 3'2 millones para el referéndum ilegal del 1-O
   ​Puigdemont y los exconsellers fugados denuncian al juez Llarena
   La coordinadora de los CDR evita entrar en prisión