Rubi apuesta por un Espanyol valiente

|


Rubi espanyol


El nuevo entrenador del RCD Espanyol, Joan Francesc Ferrer 'Rubi', ha asegurado este lunes en su presentación tras firmar hasta 2020 que intentará que su equipo juegue con "valentía" además de con "ambición", en un híbrido entre la solidez defensiva y el jugar sin complejos al ataque, en un proyecto que es un "sueño" cumplido para él tras entrenar hace diez años al filial espanyolista.


"El planteamiento deportivo se puede definir con una palabra; valentía. Así intentaré que juegue el primer equipo del Espanyol, luego habrá que trabajar la pelota parada, situaciones complicadas, pero la idea será ser un equipo valiente", manifestó en rueda de prensa.


También quiere defender bien pero ser alegre en ataque. "El Espanyol se ha caracterizado los dos últimos años por ser ordenado, difícil de hacerle gol, defensivamente de nota altísima. Y es el binomio que quiero conseguir; ser un equipo serio que no regala nada, y prefiero ganar 3-0 pero no le haré ascos a un 1-0 el día que no pueda lograr tres goles", explicó.


Rubi aseguró que se dejará el alma con una "implicación y esfuerzo máximo" para gustar al espanyolismo. "Intentaremos que la gente se identifique con la manera de jugar de este Espanyol. Habrá ambición por ir al máximo pero primero tenemos que hacer creer a la gente en lo que hacemos. Y luego ir a buscar un punto más siempre", aseguró.


"Noto que la gente está ilusionada con nuestra llegada, socios y aficionados, y nos llena de orgullo sentirnos queridos antes de que ruede la pelota. Trabajaremos con fuerza para que estéis contentos. Intentaremos haceros disfrutar también", se dirigió a la parroquia 'perica'.


Rubi, tras su paso una década atrás por el RCD Espanyol, aseguró que volver para dirigir al primer equipo es un "sueño cumplido" para él, y que por ello no tuvo dudas en aceptar el cargo pese a su gran año en la SD Huesca, con el ascenso a LaLiga Santander.


"Estoy muy agradecido al Huesca pero es comprensible que cuando te llama tu casa tengas pocas dudas. Para mí entrenar al Espanyol es el hito más importante en mi carrera sin duda", argumentó, en un reto en el que sabe que podría quedarse pronto sin su gran estrella, Gerard Moreno. "Soy consciente de que tendrá que haber alguna salida que asumo", apreció al respecto.


"Gerard Moreno entiendo que es un jugador importantísimo para el club. Estoy adaptado o tranquilo porque si se marcha Gerard vamos a intentar sustituirle lo mejor posible. Es fútbol, es un negocio al final, intentaremos darle la máxima naturalidad posible si sucede", aseveró en este sentido.


Sobre sus objetivos, el primero será aunar fuerzas con sus jugadores, que entiendan a qué quiere jugar, y luego lograr resultados para poder estar cuantos más años posibles en el club. "A corto plazo quiero compenetrarnos con el club y con el equipo para tener claro a qué queremos jugar. Mi intención es que tengáis ganas de que estemos aquí muchos años, es mi mentalidad, pero ya sabemos cómo va esto. El primer objetivo es el resultado", aceptó.


   ​El Espanyol pregunta al Madrid por un posible préstamo de Odegaard
   Rubi se sitúa a los mandos del Espanyol
   El Espanyol sigue peinando el mercado en busca de un delantero para suplir a Gerard Moreno