Nuevo pleno en el Parlament para el día 6 de junio con la incógnita de si habrá sesión de control a Torra

La oposición exige la sesión de control pero JxCat, ERC y CUP lo rechazan
|



Mesa Parlament 29 5

Reunión de la Mesa del Parlament. Fuente: Europa Press


La Mesa del Parlament y la Junta de Portavoces han fijado este martes un pleno para el miércoles 6 de junio a las 10.00 horas, pero no se han puesto de acuerdo en si debe haber sesión de control al nuevo presidente de la Generalitat, Quim Torra.


Según han explicado fuentes parlamentarias, Cs, PSC, PP y comuns exigen que Torra se someta a la preguntas de los grupos, mientras que JxCat, ERC y la CUP sostienen que no debe hacerlo mientras el Gobierno español vete los nombramientos de los consellers.


La última palabra sobre el orden del día la tiene el presidente del Parlament, Roger Torrent, que deberá decidir si acepta que haya esta sesión de control cuando haga la convocatoria formal del pleno -normalmente las hace el viernes anterior al día en que se celebra-.


Los partidarios de que Torra se someta a las preguntas de los grupos alegan que el reglamento de la Cámara -artículo 164- afirma que todo presidente debe hacerlo, independientemente de que haya una situación anómala como la actual, por la que hay presidente pero no consellers.


Los detractores de que Torra responda afirman que el presidente no debe someterse al control de la Cámara mientras el Ejecutivo de Mariano Rajoy no levante el veto a los consellers nombrados por Torra, ya que es la forma de evidenciar que "el artículo 155 sigue vigente".


Desde el 6 de septiembre


El Parlament no celebra una sesión de control al presidente ni a los consellers desde el 6 de septiembre de 2017, el polémico pleno en que la Cámara aprobó la ley del referéndum y la de transitoriedad jurídica, conocida como la de 'desconexión' de Catalunya del resto de España.


El 1-O alteró el calendario de los plenos, y, con la aplicación del artículo 155, el Gobierno central cesó a todo el Govern y disolvió el Parlament, por lo que la sesiones de control dejaron de tener sentido.Tras las elecciones catalanas del 21-D y la constitución del Parlament el 17 de enero de 2018, se han seguido sin celebrar estas sesiones de control ante la dificultad de investir a un presidente de la Generalitat.


Finalmente, el investido el 14 de mayo fue Quim Torra, pero el Govern no ha llegado a constituirse por ahora: el presidente catalán situó en el nuevo gabinete a 4 exconsellers cesados, 2 en prisión (Turull y Rull) y 2 en el extranjero (Comín y Puig). El Gobierno central rechaza estos nombres y se niega a publicar los nombramientos en el Diari Oficial de la Generalitat de Catalunya (DOGC). 


Una ley y una comisión


A la espera de que Torrent decida si Torra debe someterse al control de la Cámara catalana, los grupos sí han acordado que en la sesión del miércoles se debata crear una comisión de investigación sobre el almacén de gas Castor, una iniciativa de ERC.


También se debatirá por lectura única una proposición del PP para reformar la ley que regula los derechos y los deberes de los expresidentes de la Generalitat, por la que busca que Carles Puigdemont no tenga acceso a algunos de los beneficios que debería tener como expresidente, por su situación judicial actual.


El Parlament sigue teniendo pendiente cerrar una fecha para que Torra comparezca ante la Cámara a explicar la composición del nuevo Ejecutivo y el plan de acción del nuevo Govern, pero no lo hace por la controversia sobre el nombramiento de consellers. Si se desencallaran los nombramientos, Torra podría comparecer en el pleno del miércoles, pero todo sigue en el aire.


   Torrent propondrá a los grupos una propuesta "de consenso" sobre los lazos amarillos en el Parlament
   Toni Comín, exconseller y diputado de ERC, renuncia al voto delegado pero no al escaño
   Torra y los presidentes de las diputaciones catalanas visitarán a Puigdemont