El exconseller Huguet difunde la imagen de la secretaria judicial que participó en el registro del 20-S

|


Huguet (Gencat)

Josep Huguet, exconseller del tripartito y exdiputado de ERC. Fuente: Gencat


La secretaria judicial del Juzgado de Instrucción nº13 de Barcelona, entidad que investiga la organización del referéndum ilegal del 1-O, se encuentra en el disparadero de los soberanistas. El señalamiento, que se ha iniciado en grupos cerrados con la difusión de su imagen y algunos datos personales, ha dado el salto a Twitter.


Uno de los primeros en apuntar a la funcionaria ha sido el exconseller en la etapa del tripartito y exdiputado de ERC en el Parlament, Josep Huguet. El republicano ha difundido en esta red social una ficha con información de la secretaria judicial que participó en el registro a la sede de la conselleria de Economía, que fue asediada por los independentistas el pasado 20 de septiembre.


El mensaje difundido por Huguet este miércoles recoge la imagen de la trabajadora y su nombre. También se afirma que es “seguidora de Unidad Nacional Española, asociación partidaria de usar el ejército contra los catalanes” y que “quiere mantener el anonimato”. Además el político ha compartido una noticia del diario Público en la que le acusa de ser “seguidora de Ciudadanos y de páginas ultras españolas”. Minutos después borraba el comentario. 


IMG 0369


No es la primera vez que el exconseller es objeto de polémica por comentarios en Internet. En verano de 2017 se sumó a las teorías de la conspiración de determinados sectores del separatismo catalán que apuntaban al Estado como culpable de los atentados del 17 y 18 de agosto en Barcelona y Cambrils por haber escondido información a los Mossos. “Los catalanes son los únicos con DNI español desprotegidos del terrorismo internacional por decisión del Estado. ESTADO ASESINO sin hipérbole”, publicó en su cuenta personal de Twitter.



Esta funcionaria no es la primera trabajadora pública que investiga el Procés que ha sido señalada por el soberanismo. El juez del Tribunal Supremo, Pablo Llarena, y su mujer fueron víctimas de un mensaje publicado a finales de marzo en el que se decía que ambos debían saber “que no podrán ir por la calle a partir de ahora”. En este apunte, por el que fue detenida e investigada la 'tuitera', se informaba de la localidad en la que vivía ella y su lugar de trabajo.


La secretaria judicial del Juzgado de Instrucción nº13 de Barcelona había sido citada en calidad de testigo a petición de las defensas de 'los Jordis' y Oriol Junqueras. La Fiscalía solicitó que la mujer fuese declarada testigo protegido para evitar el acoso, situación que fue avalada el juez Llarena. Sin embargo los letrados de los procesados se opusieron y decidieron renunciar a la testifical.


   Ataques xenófobos a la diputada de ERC, Najat Driouech
   ​Llarena apoya que la secretaria judicial sea testigo protegido por temor a sufrir acoso: “Yo también lo sufro”
   Un camping de Girona denuncia acoso y amenazas tras alojar a guardias civiles el 1-O